La freiduría de gallinejas de Embajadores vive su San Isidro más triste

Gabino, dueño de la freiduría de bocadillos de gallinejas más famosa de Madrid, está viviendo su San Isidro más triste. Lleva trabajando en ella 66 años, empezó desde los 12. Gabino nos cuenta, emocionado, que jamás hubiera imaginado un San Isidro como este. El citado establecimiento ha sido regentado siempre por la familia Domingo desde que se instalara doña Alfonsa, la primera de la familia, en los años 50 del siglo pasado.

"Es imposible calcular cuántos bocadillos han pasado por mis manos"

Esta casa se ha dedicado siempre venta de gallinejas, entresijos y otros platos de esta tradicional cocina madrileña como son las mollejas, los botones, los chicharrones y los canutos.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Gastronomía