Las mejores rosquillas de Madrid

  • San Isidro 2021 en Madrid, de nuevo marcado por la pandemia del coronavirus
Foto: Madrid Directo |Vídeo: Telemadrid

Huevos, azúcar, harina y aceite. Ingredientes básicos para una receta sencilla que se ha convertido en toda una tradición madrileña. ¿Sabes de qué estamos hablando? Te daremos más pistas: San Isidro está a la vuelta de la esquina y con él… ¡Las rosquillas!

Así se elaboran las rosquillas de Chinchón
Así se elaboran las rosquillas de Chinchón
Así se elaboran las rosquillas de Chinchón

Así se elaboran las rosquillas de Chinchón

San Isidro 2021 en Madrid, de nuevo marcado por la pandemia del coronavirus, pero nada que ver con lo ocurrido el año pasado, cuando, tras salir de la primera ola, la festividad se limitó a actos institucionales. Sin embargo, nos quedamos con el sabor dulce de las rosquillas.

La capital tiene de todos los tipos: Las listas, las tontas, las francesas, las de Santa Clara y hasta galos.

¿Galos? Son unos dulces parecidos a las rosquillas, pero van glaseadas y fritas. Llevan mantequilla, en lugar, de huevo. Viene de los zares de Rusia y toma el nombre del cocinero que los introdujo, Galo. Si te pica la curiosidad y quieres prepararlas en casa, en el video te explican cómo hacerlas. Y si prefieres las rosquillas clásicas, apunta que te damos la receta:

Receta para las rosquillas de San Isidro: ¿Qué necesitas?

Ingredientes:

150 gr. de harina de trigo

100 gr. de azúcar blanca

4 huevos medianos

1 cucharada de levadura en polvo o gasificante

1/2 taza de licor de anís

1 cucharadita de anís en grano

La corteza de un limón6 cucharadas de aceite

Ingredientes para la cobertura:

Dos claras de huevos medianos, 400 gramos de azúcar glass, media cucharadita de zumo de limón.

Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es impregnar el aroma del limón en el aceite que después utilizaremos para la masa. Para ello, vierte las 6 cucharadas de aceite en una sartén y cuando el aceite esté caliente echa la cáscara del limón, baja el fuego y espera unos 15/20 minutos hasta que se cocine. Después retira la cáscara y conserva el aceite hasta que se enfríe.

A continuación, lo que haremos será tostar la cucharadita de anís en grano en una sartén - sin aceite. Una vez dorados, retiramos el anís del fuego, lo machacamos en el mortero bien y lo reservamos.

Bate tres huevos con el azúcar hasta que la mezcla quede espumosa, añade el aceite que habíamos reservado con la esencia de la cáscara del limón, el anís machacado del mortero, la medida de licor de anís y la harina y mézclalo todo bien - con paciencia y despacio - hasta lograr una masa homogénea. Si la masa quedase muy pegajosa, añade harina poco a poco hasta que logremos la consistencia deseada - un poco pegajosa, pero con la que se puede trabajar.

Seleccionamos una bandeja para hornear y colocamos sobre ella una hoja de papel para hornear y vamos posicionando nuestras rosquillas, espaciando unas de otras. Una vez hecho esto, dejamos reposar las rosquillas y transcurridos 20 minutos, pintamos la superficie de las rosquillas con el huevo restante que batiremos para la ocasión. Volvemos a dejar reposar las rosquillas otros 20 minutos y repetimos el proceso.

Ahora, es momento de poner a precalentar el horno a 200 grados, introduce la bandeja y cocínalas durante 15/20 minutos aproximadamente. Estarán hechas cuando sus borden comiencen a dorarse. Sácalas y déjalas enfriar.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Gastronomía