Vídeo: Telemadrid | Foto: ARCHIVO

Bares y restaurantes se plantean variar el precio según la demanda

Al igual que reservar la habitación de un hotel es más caro en fin de semana y sacar un billete avión no cuesta lo mismo en agosto que en octubre, los bares y restaurantes se plantean cambiar sus precios en función de la demanda.

¿Te imaginas pagar más por un refresco un sábado que un lunes?, ¿o aceptar que el mismo plato tiene un coste superior a la hora de cenar que en la comida?. ¿Y si nos ofrecen un descuento por comer en media hora frente a un grupo que tarda dos horas?

Las medidas de Madrid en bares y restaurantes: cierre a las doce de la noche y limitaciones de aforo
Las medidas de Madrid en bares y restaurantes: cierre a las doce de la noche y limitaciones de aforo
Las medidas de Madrid en bares y restaurantes: cierre a las doce de la noche y limitaciones de aforo

Las medidas de Madrid en bares y restaurantes: cierre a las doce de la noche y limitaciones de aforo

Por el momento es un movimiento que está empezando, pero fuentes del sector confirman que algunos grupos de restauración están mostrando interés en probar este modelo. Las plataformas digitales de reparto ya hacen pruebas en este sentido y actualmente hay proyectos piloto en marcha en algunos locales.

“El objetivo es acceder a un producto de calidad a un precio más ventajoso”

Este modelo no es nuevo y se conoce como “precios dinámicos” y es más conocido en hoteles y aerolíneas: “No se va a cobrar un sobreprecio al cliente en alta demanda, sino que queremos que el cliente pueda acceder a cualquier producto”, explica Javier Espinosa, cofundador de una firma especializada en asesorar a bares y restaurantes.

¿Y cómo se consigue? Este modelo se hace con un programa informático que calcula los precios según esa demanda. Javier señala que el objetivo de esta medida es que cualquier persona tenga acceso a productos de calidad a un precio más barato.

“Por ahora estamos recibiendo una buena respuesta por parte del consumidor”, señala. “No creo que haya problemas porque cada vez tendemos más a ese escenario y ya lo estamos viendo en peluquerías y otros servicios”, explica en Está Pasando.

Vídeo: Telemadrid | Foto: EUROPA PRESS

Este sistema empezó con las aerolíneas en los 80. Luego fueron los hoteles y el alquiler de coches, y se estabilizó hasta 2010 cuando empezó un ‘boom’ y lo aplicaron desde parque temáticos hasta empresas como Uber.

En qué consiste la fijación de precios dinámicos

El sistema de precios dinámicos consiste en proponer, para un mismo producto o servicio, un precio diferente para cada cliente y cada momento. Todo ello, en función del deseo de compra y el valor que el cliente potencial percibe en dicho producto.

Los expertos señalan que este sistema es el que ofrece una mayor rentabilidad en épocas de crisis, por eso el uso de precios dinámicos ha crecido exponencialmente tanto en rentabilidad como en el número de sectores y actividades que lo han implementado.

Mejores Momentos

Programas Completos