"El 11-M fue el drama de una ciudad". Personal de emergencias nos cuenta su experiencia en aquel trágico día

  • "En el silencio de la estación sonaban los móviles de las personas, vivos y muertos"
Foto: Redacción |Vídeo: Telemadrid

El personal de emergencias cumple una labor fundamental e imprescindible para salvar el mayor número posible de vidas tras una catástrofe. El duro trabajo de estos profesionales les obliga a enfrentarse a dramáticas situaciones y a numerosas dificultades.

En la tarjeta la pregunta “¿En qué situaciones de emergencia has estado?”.

Los atentados del 11 de marzo de 2004 en la estación de Atocha son recordados por muchos como uno de los días más catastróficos de Madrid. Ese día se sufrieron una serie de ataques terroristas en la red de Cercanías que sumergieron a la capital española en el terror y el horror.

“El 11-M fue, para cualquier madrileño, el drama de una ciudad”, cuenta Isabel López, médico jefe de guardia de SAMUR.

Isabel, cuya profesión consiste en atender las emergencias que se producen en la ciudad de Madrid (tanto en carreteras, viviendas, centros comerciales, en el metro, etc.) estuvo en Atocha tras los atentados, una experiencia que recuerda con dureza.

“Una de las cosas más impresionantes y que más se grabaron en la memoria de todas las personas que intervinimos fue el silencio. El silencio de la estación. El silencio de aquella estación enorme, llena todavía de humo y de fuego en los vagones. El silencio con los móviles de la gente, vivos y fallecidos, sonando”.

"El 11-M fue el drama de una ciudad". Personal de emergencias nos cuenta su experiencia en aquel trágico día / Redacción
"El 11-M fue el drama de una ciudad". Personal de emergencias nos cuenta su experiencia en aquel trágico día |Redacción

Carlos Hernando, oficial de bomberos del Ayuntamiento de Madrid, también estuvo allí. “El 11-M lo recuerdo largo y cansado y duro”.

“Me impresionó mucho el 11-M”, confiesa Juan José, enfermero jefe de unidad de SAMUR. “Era una asignatura nuestra, nuestro examen, nuestra reválida. Estamos trabajando muchos años para el ciudadano, para la emergencia y, de repente, nos comimos cuatro focos. No estábamos acostumbrados”.

A pesar de lo crítico de la situación, Juan José recuerda que “la ciudad se comportó de manera impresionante, fue maravilloso. Madrid nos lo puso mucho más fácil que otras veces, colaborando con el tema tráfico y apoyándonos”.

Recomendamos

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Emergencias