Fernando Romay se planta frente a la violencia de género: "Los príncipes azules destiñen"

  • El exjugador de baloncesto defiende a una mujer a la que su madre le pide que siga con su marido maltratador
  • El 016 es el teléfono de atención a las víctimas de violencia de género. No deja rastro en la factura, pero debe borrarse del terminal
Foto: Redacción |Vídeo: Telemadrid

El exjugador de baloncesto Fernando Romay será la víctima de la siguiente cámara oculta. En esta ocasión, una víctima de violencia de género decide contar a su madre los abusos que sufre por parte de su pareja. Sin embargo, la madre no apoyará a su hija y le pedirá que, por el bien de su familia, no denuncie al marido maltratador.

Esta cámara oculta cuenta con el asesoramiento y la supervisión de la Asociación Stop Violencia de Género Digital y, tanto el papel de la madre como el de la hija están interpretados por actrices.

Hemos contactado con un amigo de Romay, que nos servirá de gancho para lograr que el exbaloncestista caiga de lleno en la cámara oculta. Ambos han quedado en una cafetería, pero lo que Fernando no sabe es que nosotros le estamos esperando. ¿Será Fernando Romay una persona maravillosa?

Fernando Romay llega a la cafetería junto a su amigo, que le ha traído con la excusa de verse y ponerse al día. Para que no sospeche, “nuestro gancho” nos comentó que, siempre que quedan, alguien les pide una foto. Así que dos compañeras del equipo se hacen pasar por fans del exjugador de baloncesto.

En ese momento, nuestra falsa víctima entra en escena y se sienta junto a su madre. Mientras que Fernando Romay y su acompañante hablan de sus cosas, la falsa madre le pregunta a nuestra actriz qué tal le va con su marido.

“De eso quería hablarte mamá”, responde la hija entre sollozos. “Yo estoy muy agobiada. Hace tiempo que no estamos bien y ya no sé qué hacer. Está cambiando mucho, quiere saber dónde estoy y con quién”.

“Eso es normal porque es un hombre y los hombres son así”, le dice la madre. Fernando Romay ha escuchado algo y está atento a la conversación. Por sus reacciones vemos que no da crédito a la contestación que la supuesta madre le está dando a su hija.

“Los hombres son así. Tú aguanta y ya está”

Fernando Romay ha fijado completamente la mirada y el interés en nuestras actrices y comenta con su acompañante la situación: “Que le deje, ya está”.

“El otro día me dio un empujón mamá”, sigue quejándose la hija. “Eso son cosas de hombres, de un calentón del momento. Además, a ver si le provocaste tú. Eso se olvida y no tiene ninguna importancia. Hay que aguantar y ya está”, recibe como respuesta de la madre.

“Los hombres no somos así”, suelta Fernando Romay, que no está nada de acuerdo con la actitud de nuestra falsa madre. Aunque en un primer momento no parece que vaya a intervenir en la conversación, escucha algo que no se esperaba.

“Me da miedo que, si a mí me levanta la mano, con los niños haga lo mismo”, dice casi llorando la hija. Pero la madre sigue con los suyo: “Eso son tonterías. A los niños no les va a pasar absolutamente nada. Que tu padre también era así y todos los matrimonios son así. Tienes que aguantar y comprenderle y saber llevarle”.

La hija se echa a llorar y Fernando Romay, que está muy preocupado, intenta consolarla. Ha decidido levantarse y acercarse a ella. “Suelta todo lo que tengas”.

“Hay muchos mecanismos de ayuda para todo esto. Tú lo que no puedes es estar sufriendo. Y, además, los niños no pueden estar viendo… No pueden normalizar todo eso”.

Fernando Romay le planta cara y frena a la supuesta madre, pero ella sigue insistiendo en que su supuesta hija tiene que estar con su marido a pesar de ser un maltratador. “Ella tiene que ponerse bien con sus hijos y con ella misma. Los maridos somos los más prescindibles de todos”, le dice el exjugador.

“No tienes que aguantar lo que no quieras”

Fernando Romay intenta que nuestra supuesta víctima entre en razón y no se deje convencer por su madre. Además, cuando se va la madre, invita a la hija a que se siente con él y su amigo: si algo tiene claro es que no quiere que siga con su marido maltratador.

En ese momento hace su aparición Víctor, el jefe técnico del equipo, que se hace pasar por el marido maltratador. Romay no le quita los ojos a nuestro compañero y, cuando intenta llevarse a su mujer, es el primero en pararle los pies.

Ha aconsejado a la supuesta víctima, se ha preocupado por ella y ha intentado hacerle ver que debe denunciar y que no puede permitir esta situación. Además, ha frenado los comentarios de la madre y, sin perder los nervios, ha protegido a la actriz frente a su supuesto maltratador. Por todo esto salimos a decirle a Fernando Romay que… ¡Es una persona maravillosa!

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Violencia de género