Madrid se convierte en el destino favorito de los franceses cansados de las restricciones de su país

  • La Policía Municipal de Madrid ha desalojado varias fiestas organizadas por personas de nacionalidad francesa 
Foto: EUROPA PRESS |Vídeo: Telemadrid

Francia ha adelantado el toque de queda a las 18.00h y tiene todos sus locales de ocio cerrados desde hace tres meses. Desde noviembre no se puede ir a ningún bar, museo o incluso gimnasio.

Por eso, muchos franceses se animan a cruzar la frontera en dirección a Madrid que se ha convertido en el destino turístico favorito de nuestros vecinos.

La capital presenta una incidencia acumulada de 978 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, mucho más alta que en Paris, que es de 222 casos, pero las restricciones son más laxas.

En los últimos días, la Policía Municipal de Madrid desalojó varias fiestas en distintos pisos turísticos organizadas por personas de nacionalidad francesa que habían alquilado los inmuebles.

El algunas de estas fiestas se desalojaron hasta 60 personas, la mayor parte de ellas franceses, que no estaban usando la mascarilla, no mantenían la distancia de seguridad y consumiendo bebidas alcohólicas, bailando y fumando.

Una multa que puede que no llegue

En total, más de 20 personas extranjeras han sido detenidas por incumplir la normativa sanitaria, con multas que superan los 600 euros. Todas las multas quedan propuestas para sanción al Ayuntamiento, pero al no tener un domicilio conocido en España, el cobro a un residente extranjero es muy complicado.

Sin domicilio en nuestro país puede resultar muy difícil localizar a los sancionados. Si cuenta con una dirección, el trámite es el mismo y la denuncia llega a su domicilio por vía postal.

Mejores Momentos

Programas Completos