El abogado de La Manada pedirá la libertad provisional para sus defendidos

Tras la pista

| 01.05.2018

Miles de personas se han manifestado por toda España y ciudades europeas en contra de esta decisión judicial. Los cinco jóvenes han sido condenados a nueve años de cárcel por abuso sexual continuado, pero no por violación. El ministro de Justicia ha dicho del juez discrepante que “todos saben que tiene un problemas singular” .

Sobre estas declaraciones, Agustín Martínez Becerra, abogado de cuatro de los miembros de 'La Manada', considera "deleznable" que se esté "vilipendiando" al juez que dictó un voto particular defendiendo la absolución de los acusados y ha criticado que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, "haya pasado a convertirse en un mero transmisor de mensajes populistas".

Por otro lado, el abogado ha manifestado que sus cuatro clientes se encuentran con una sensación de "desasosiego" y están "perplejos" ante las reacciones que se están sucediendo una vez que el jueves se conoció la sentencia que les condena por un delito de abuso sexual y les absuelve del delito de agresión sexual.

Según ha avanzado Martínez Becerra, esta misma semana va a registrar la petición de puesta en libertad para los cuatro miembros de 'La Manada'. Además, están en la fase inicial de elaboración del recurso contra la sentencia.

No ha sido los únicos, jueces y fiscales denuncian la “temeridad” del ministro Rafael Catalá y piden su dimisión.

LAS CLAVES DE LA POLEMICA SENTENCIA

En sus sentencia el tribunal señala que “las lesiones de la denunciante no revelan la existencia de violencia que se califique del tipo de agresión sexual”. Ademán remarcan que “las acusaciones no han probado el empleo de un medio físico para doblegar la voluntad de la denunciante”.

Los magistrados argumentan lesiones y no violación porque no se emplearon “golpes, empujones, desgarros”. Los jueces que condenan dicen que la joven no prestó su consentimiento libremente, sino viciado”. La joven denunciante declaró que las relaciones no fueron consentidas, que sintió miedo y que se sometió. La víctima asegura que la metieron al portal a la fuerza, los acusados que entró de forma voluntaria.

VOTO PARTICULAR

Pero hay un voto particular. El del juez Ricardo González. Quería la absolución dice que no hubo violencia, sino “una cruda y desinhibida relación sexual”.

Habla de “un ambiente de jolgorio y regocijo” en el que ninguno, “tampoco la mujer” muestra ningún pudor. El juez discrepante dice que no hubo burla, desprecio, humillación, mofa o jactancia de ninguna clase y ha pedido la absolución de los jóvenes, encendiendo las calles. “Está claro que daño, dolor, no sintió usted”, llegó a decir el juez discrepante a la víctima de La Manada

NO HUBO CONSENTIMIENTO

Asimismo, la sentencia reconoce que no se aprecia intimidación como para hablar de agresión sexual. Según la sentencia, los sevillanos actuaron desde una posición privilegiada y de superioridad sobre la denunciante y crearon un escenario de opresión que provocó el sometimiento y la sumisión de la joven

La joven, según la sentencia, no prestó su consentimiento libremente, sino viciado, coaccionado o presionado.