El forense Luis Frontela: "El caso de Lucía fue un homicidio, no un accidente"

El informe independiente del prestigioso forense Luis Frontela ha dado un giro al caso de la muerte de la niña Lucía Vivar. Según su teoría, "se trata de una muerte homicida, no de un accidente". Para probar esta tesis, Frontela se basa en varias circunstancias, como el hecho de que la niña presentase dos golpes en la cabeza y no sólo uno: "La primera herida se produjo por un objeto contuso que actuó perpendicularmente sobre el lateral de la cabeza", según el catedrático de medicina legal, lo que produjo que la niña se fuese "desangrando poco a poco". Según esta teoría, cuando Lucía recibió el segundo golpe, "la niña ya estaba muerta".

La hora de la muerte también es otro de los factores que refrendan esta tesis. Frontela la data a las 5.53 de la mañana, mientras que el primer tren -que supuestamente le produjo el golpe mortal según el informe oficial- pasó a las 6.45.

La aparición de un bote de cloroformo junto a las vías del tren también ha arrojado nuevas dudas sobre el caso, cuyas diligencias se han reabierto tras la petición de los padres.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ministerio de Justicia