Ana Julia, pura crueldad

El juez entiende que la asesina confesa de Gabriel actuó guiada por “un macabro plan criminal”. El magistrado destaca en su auto de prisión la “falsa preocupación” que intentó transmitir Ana Julia Quezada y señala en su auto de prisión que la detenida incluso había cavado un hoyo antes de matar al pequeño Gabriel, lo que denota una clara premeditación.

Hemos podido saber que incluso mientras iba con el cadáver en el maletero, la asesina profería insultos y expresiones vejatorias contra el pequeño. Unos hechos que el juez relata en su auto de prisión y que revelan “una falta de sentimientos y de humanidad”. La Guardia Civil la describe como "fría, posesiva, egocéntrica y manipuladora". En el auto de prisión se indica que la mujer engañó al niño para poder llevárselo a la finca de Rodalquilar.

Ella ha pedido a su familia dinero para artículos de higiene íntima, café y tabaco. Está aislada del resto de las presas en la cárcel de El Acebuche para evitar que le hagan daño.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ministerio de Justicia