"Mi hermano tendría que estar en ese pozo, no Diana Quer" | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

"Mi hermano tendría que estar en ese pozo, no Diana Quer"

Tras la pista

| 04.01.2018

¡Pero si es mi hermano!... Fue la expresión de María, la hermana de José Enrique Abuín, cuando vio aparecer su foto en la televisión. En ese momento anunciaban su detención por ser el presunto autor de la muerte de Diana Quer.

"Mi hermano tendría que estar en ese pozo, no esa niña. Es un asesino y tiene que pagar por ello, se merece más que la cárcel, se merece una muerte muy dura. Ha destrozado dos familias", afirma con contundencia María, que lleva cinco años sin tener contacto con su familia. "Mi hermano no tiene cojones para enfrentarse a un chico... Solo quiero que se haga justicia", ha declarado María al programa.

"Mi hermano no es tonto, el listo, manipulador, muy falso. A la cara no hace nada, pero a nosotros nos rajó las ruedas del coche y denunció a mi marido... Solo quería dinero para ir de fiesta... Gracias a él me quedé sin trabajo", nos cuenta María Abuín que conocía perfectamente los antecedentes de su hermano y su forma de ser.

En 2005 'El Chicle' fue acusado de violar a una hermana de su mujer. "Creo que fue verdad que mi hermano abusó de su cuñada y que posiblemente se lo ha hecho a más chicas", dice María.

Sobre el papel de su cuñada, la esposa de José Enrique, María afirma: "Mi cuñada no participó en el crimen pero dos personas que viven en la misma casa... se me hace raro que ella no supiera nada, que no notara algo raro... Yo la veía asustada y creo que está intimidada por mi hermano", afirma María. "De nuestra familia nadie sabía nada, pero el mes que desapareció Diana, la hermana mayor de Rosario - la mujer de José Enrique- y el cuñado vivían con ellos... Iban juntos a todo y creo que algo debían saber."

La hija de José Enrique y Rosario, una niña de 13 años que está al cuidado de otra hermana Abuín "está sufriendo lo que ha hecho su padre", dice María.

"Yo no salgo de mi casa porque se me cae la cara de vergüenza. LLevo los apellidos del asesino", se lamenta María. "A mí no me duele nada mi hermano, me duele la familia Quer que ha perdido una hija", concluye.