Flores comestibles para incorporar a nuestros platos

  • Las flores cada vez están más presentes en nuestra restauración
Foto: ARCHIVO |Vídeo: Telemadrid

¿Has pensado alguna vez en comer una flor? ¿O has probado una planta? Suena raro, pero muchas personas siempre están buscando la manera de incluirlas en su dieta diaria porque algunas aportan increíbles beneficios para la salud.

Con una amplia gama de colores, olores y sabores, las flores tienen diferentes presentaciones y es por eso que puedes encontrarlas como suplementos alimentaciones, condimentos o incluso bebidas.

Por ejemplo, la lechuga, la espinaca, la escarola o la rúcula son plantas que ya incluimos en algunos de nuestros platos como en las ensaladas y que además podemos cultivar en casa una manera sencilla.

Comer flores puede ser una experiencia novedosa, aunque cada vez las encontramos más en el mundo de la restauración. En Está Pasando te contamos cuáles son las flores comestibles que se convertirán en tus favoritas porque están buenas y son beneficiosas para la salud:

  • Flor de Jamaica

La flor de Jamaica es una de las flores comestibles más populares, pues además de utilizarlas en tés y aguas, se puede añadir en algunos platos como las ensaladas y los burritos. Su sabor es muy bueno, además esta flor es muy buena para poner nuestro organismo en equilibrio.

En muchas ocasiones esta flor es un ingrediente clave para desintoxicar el cuerpo, ya que puede ayudar a equilibrar los niveles de colesterol y limpiar el hígado y los riñones.

  • Rosas

Sus colores y aromas las hacen una de las flores preferidas para usarlas en casi cualquier cosa, pero además de ser un elemento favorito de muchos productos como velas, perfumes y jabones, las rosas mejoran nuestra salud.

Estas flores comestibles son ricas en antioxidantes, los cuales hacen que la piel se vea luminosa, tersa y juvenil. Además, sus compuestos se relacionan contras funciones del cerebro como mejorar la memoria, nuestras capacidades motoras y elevar el humor.

  • Flor tulbaghia

La tulbaghia tiene forma de estrella y también es conocida como flor de ajo porque huele y sabe a ajo frito. El sabor de la tulbaghia no repite, por eso se puede usar como sustantivo del ajo.

  • Tagete o clavel de India

El tagete es una planta con unas flores en tonos amarillos o naranjas muy llamativos. Además, el tagete florece durante toda la época veraniega y suele tener un olor muy intenso. Se suelen utilizar mucho sus flores para hacer ensaladas por su olor intenso.

Foto: REDACCIÓN |Vídeo: Telemadrid

¿Te animas a introducirlas en tus platos?

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Alimentación