Dime cómo duermes y te diré cómo eres

  • La postura en la que descansamos dice mucho de nuestra personalidad
Foto: ARCHIVO |Vídeo: Telemadrid

Dormir es fundamental para nuestro cuerpo y sus funciones. Además, no hay nada más placentero que llegar cansado después de un día duro, ponerse el pijama y descansar. Para muchas personas dormir es su momento favorito del día y reconocen que lo que más cuesta es despertarse por la mañana.

Cada persona es un mundo a la hora de dormir. ¿Cuál es la postura que más frecuentemente adoptas cuando duermes? ¿Cuál es tu lado de la cama?

Un estudio realizado en Reino Unido señala que la forma en la que dormimos dice mucho sobre la personalidad y salud de cada uno de nosotros ¿Quieres saber que dice de ti tu forma de dormir?

  • Caída libre 

Esta postura consiste en dormir boca abajo, con los brazos abrazando la almohada y la cabeza hacia un lado. ¿Y qué significa? Pues quienes duermen en esta postura suelen ser las personas extrovertidas, sociables, alocadas, directas y con mucha empatía.

Dormir en esta postura favorece la digestión, sin embargo, se debe girar la cabeza hacia un lado para poder respirar adecuadamente.

  • El tronco

En este caso el cuerpo se sitúa de costado (derecho o izquierdo) pero muy estirando y formando una línea recta. Se llama así por la rigidez en la que dejamos nuestro cuerpo.

Las personas que duermen de este modo suelen ser sociables y tranquilas, aunque algo desconfiadas. La ventaja de dormir en esta postura es que, al mantener la columna recta, beneficia a aquellas personas que sufren dolores de espalda.

  • Posición fetal

Esta posición es una de las más comunes a la hora de dormir y consiste en que nos acurrucarnos con las piernas y los brazos próximos entre sí.

Normalmente se asocia a personas que son tímidas y sensibles. Por fuera aparentan ser fuertes y frías, pero por dentro son mucho más sensibles de lo que parecen. Se dice que adoptamos esta postura para evadirnos de lo que nos rodea. Además, con ella se pueden evitar los ronquidos.

Mucho cuidado porque, a la larga, esta postura nos puede provocar problemas de espalda y cuello.

  • Postura de soldado 

¿Eres de los que duermes boca arriba con los brazos apoyados en el pecho o ambos lados del cuerpo? Pues esta es tu postura. Las personas que duermen así suelen ser muy exigentes y algo reservados. Pero con las metas, ideas y objetivos de su vida muy claros.

Esta es la postura menos aconsejable para el descanso ya que favorece el ronquido, además de dificultad para que el aire durante la respiración circule adecuadamente.

Perro tumbado boca arriba / ARCHIVO
Perro tumbado boca arriba |ARCHIVO
  • El melancólico

Este tipo de postura para dormir implica estar tumbado de lado con la espalda recta, piernas ligeramente dobladas hacía delante y apoyado en un brazo y con dos brazos extendidos hacia el mismo lado. Es como si estuviéramos abrazando a alguien.

Esta postura dice que eres una persona amistosa, tranquila y reservada ero con una personalidad un tanto compleja a la que le cuesta tomar decisiones, pero cuando están seguros e algo resultan algo cabezotas.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Insomnio