Vídeo: Telemadrid | Foto: REDACCIÓN

Toc, toc, ¿se puede?- Programa de Nochebuena

Estamos a nada de la Navidad y el programa 'Toc, toc, ¿se puede?' se ha acercado a diferentes viviendas para comprobar cómo se decoran durante estas 'atípicas' fiestas navideñas de la 'nueva normalidad' generada por la pandemia del coronavirus.

La primera parada será en el centro, para visitar una casa con vistas al Retiro y una decoración muy especial. Su propietario, Luis, heredó la casa de su abuela y decidió cambiar las paredes por... ¡cristales! Por si eso fuera poco, tiene un tocador y una ducha acristalada integrada en su dormitorio, también con paredes de cristal. Su árbol de Navidad es blanco.

Muy distinta es la siguiente vivienda que visitamos, en La Moraleja. Se trata de un gigantesco chalet de más de 800 metros cuadrados con espacio suficiente para 'perderse'. La decoración, eso sí, es sobria. Y el árbol de Navidad, negro. Los detalles que lo decoran los trajo su dueña, Patricia, de diferentes países del mundo. Y el belén que tiene en el salón es de ganchillo y tejido a mano.

Regresamos al centro, concretamente al barrio de Chueca. Y entramos en un edificio centenario que cuenta sin embargo con una decoración muy moderna en uno de sus pisos, el de Mikel y Lucas. No solo tienen obras de arte por todas partes, sino que cuidan el detalle al máximo. Hasta planean con cuidado qué camino de mesa poner en Nochebuena. Su árbol de Navidad, por cierto, es muy diferente. Ellos aseguran que es 'conceptual'.

Y terminamos en una casa rústica en Becerril de la Sierra, de madera y piedra, en donde solo faltaría la nieve para poner el broche perfecto a una Navidad 'de película'. Con su chimenea, su salón con dos ambientes y decoración navideña por todos los rincones de la casa. Hasta el jardín ha sido 'invadido' por los 'duendes de la Navidad'.

Y desde 'Toc, toc, ¿se puede'? solo nos queda desear a todos una muy ¡¡Feliz Navidad!!

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Navidad