Vídeo: Telemadrid | Foto: Madrid Directo

Los vecinos de Miraflores denuncian un chalet que se alquila para fiestas

Los vecinos de la urbanización los Endrinales de Miraflores de la Sierra están hartos de las continuas fiestas que se celebran en un chalet de la zona. Al parecer, se alquila a través de plataformas de alquiler de pisos turísticos.

Nos cuentan que cada fin de semana se organizan fiestas ilegales incumpliendo las medidas restrictivas ordenadas por la Comunidad de Madrid, ya que en su interior se reúne un amplio grupo de personas. Además, hacen mucho ruido y ocasionan molestias a los vecinos.

"Tenemos que dormir en el salón y mi mujer está teniendo ataques de ansiedad"

Miraflores es una zona bastante tranquila y estos hechos están perturban la tranquilidad que tanto les caracterizan. Asimismo, la Guardia Civil ha tenido que intervenir en varias ocasiones, la última vez la pasada madrugada del jueves al viernes, cuando recibieron la llamada de estos vecinos. Desde entonces nos aseguran que están haciendo más patrullas y nos declaran que se les ha requerido en más de una ocasión.

Ahora los vecinos están recogiendo firmas para presentarlas ante el Ayuntamiento y ver en qué medida pueden regular este tipo de alquileres. En estos momentos tienen recogidas alrededor de 50.

Durante esta Semana Santa la policía ha continuado desmantelando fiestas ilegales. La Policía Municipal tenía preparado previamente un amplio dispositivo, contando con los refuerzos de más de 200 agentes.

Aun así, nos confirman, a falta de un dato cerrado, que ha disminuido el número de intervenciones en pisos, pero que han aumentado las denuncias por saltarse el toque de queda.

En alguna de las intervenciones más significativas se han encontrado con las imágenes de un local de La Latina, en donde en ellas se ve cómo bailan con plena tranquilidad sin mantener la distancia de seguridad, sin mascarilla y en mesas de más de 4 comensales. Tras ello, la policía procedió a entrar en el interior del local, dando la fiesta por finalizada.

En la fiesta había más de 130 personas y se han interpuesto un total de 60 denuncias por no llevar puesta la mascarilla. Además, procedieron también a realizar cacheos de seguridad para comprobar si llevaban sustancias estupefacientes. El local fue desalojado y precintado hasta esta mañana.

Pero eso no lo es todo, también en el centro de Madrid, en tan solo 3 días, han interpuesto más de 1.000 denuncias por saltarse el toque de queda. Entre todas ellas, destaca una en un local que ha estado abierto hasta las 01.45 horas de la madrugada. Finalmente, también tuvo que ser intervenido.

De esta manera, comprobamos como otro fin de semana más mucha gente sigue sin respetar las medidas de seguridad.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Denuncia vecinal