Vídeo: Telemadrid | Foto: ARCHIVO

Estos son los alimentos que debes tirar cuando caducan

Ahora que ha llegado el calor hay que tener mucho cuidado con el estado de los alimentos. Consumir productos en mal estado nos puede dar un susto y acabar en el hospital. De hecho, según la OMS, 600 millones de personas enferman cada año por comer alimentos en mal estado.

Por eso es importante saber detectar el momento en que ya no debemos consumir un alimentos, y cuáles debemos tirar en cuanto caducan. La fecha de caducidad indica el momento hasta el cual el alimento puede consumirse de forma segura. Pasada esa fecha puede haber riesgo de intoxicación por bacterias patógenas que suponen un riesgo para la salud, señala una experta nutricionista.

Pillados vendiendo comida caducada en un supermercado de Barrio del Pilar
Pillados vendiendo comida caducada en un supermercado de Barrio del Pilar
Pillados vendiendo comida caducada en un supermercado de Barrio del Pilar

Pillados vendiendo comida caducada en un supermercado de Barrio del Pilar

En algunos casos podemos encontrar indicada la fecha de consumo preferente, que indica la fecha en la que el producto conserva la calidad y no hay ningún riesgo para nuestra salud.

También explica que hay algunos alimentos que tiene mayor riesgo si lo consumimos caducados como son los productos frescos que tienen gran contenido en agua y “tienen más tendencia a estropearse”. Esos alimentos son:

  • Carne fresca o picada
  • Pollo
  • Pescado fresco
  • Marisco fresco
  • Leche pasteurizada
  • Queso fresco
  • Embutidos tipo jamón cocido, mortadela, pechuga de pavo
  • Pasta fresca
  • Platos preparados como el sushi

Eso sí, nuestra nutricionista de cabecera advierte que el riesgo puede presentarse incluso antes de la fecha de caducidad en el caso de que los alimentos no se hayan conservado a temperaturas adecuadas.

Vídeo: Telemadrid | Foto: Madrid Directo

Los alimentos en mal estado suelen darnos algunas pistas como el mal olor, moho, deterioro o cambio de aspecto y textura, lo que hace indicar que no están en condiciones óptimas para el consumo.

En esos casos, tenemos dos opciones, cocinarlos rápidamente para consumirlos en el momento, o en el caso de algunos de ellos como el pescado, la carne o el marisco, congelarlos para que se conserven en buenas condiciones algunos días más.

Mejores Momentos

Programas Completos