"A ver cuándo te vas de casa". La difícil independencia de los jóvenes

  • Pablo y Martín tienen 24 años, peros sus sueldos no les permiten poder independizarse

Pablo y Martín tienen 24 años. Uno estudió arqueología y el otro gestión aeronáutica. Los dos siguen viviendo en casa de sus padres porque sus sueldos no les dan para poder alquilar una vivienda e independizarse.

En la tarjeta la pregunta “¿Tus padres está contentos de tenerte en casa?”. “Yo creo que sí. Les caigo bien a mis padres”, ha respondido Martín entre risas.

Y es que esta es una situación que es mejor tomarse con humor, como le ocurre a Pilar: “Mi padre siempre me ha dicho que a ver cuándo me iba de casa, pero lo decía con un tono de broma. O por lo menos es lo que quiero pensar, que me lo decía de broma”.

“Yo creo que, si me fuese, me echarían más de menos ellos que yo a ellos”, ha comentado Pablo

En el caso de Pilar, al ser hija única, mi madre está “supercontenta” de tenerla en casa. “Creo que si fuese por ella no me iría nunca”.

Algo parecido le pasa a Germán, que piensa que sus padres “están más contentos de tenerme en casa que yo de estar en casa”. Por eso no paran de repetirle frases como “¿A dónde vas a ir si aquí estás de lujo?” o “Como te cuidamos nosotros no te va a cuidar nadie”.

Mejores Momentos

Programas Completos