Irene Villa: “Uno no sabe lo fuerte que es hasta que tiene que ser fuerte “

  • Se cumplen treinta años del brutal atentado que sufrió cuando tenía 12 años y que la dejó sin piernas
Foto: Telemadrid.es |Vídeo: Telemadrid

El próximo 17 de octubre se cumplen treinta años del el atentado que sufrieron Irene Villa y su madre, María Jesús González. Las dos sobrevivieron al ataque de ETA y las imágenes de la niña de doce años sobre el asfalto y su madre, que a duras penas podía mantenerse en pie al ver a su hija, recorrieron medio mundo e hicieron historia.

Laura Gómez y Ricardo Altable han entrevistado a Irene Villa en ‘Buenos Días, Madrid’. “Hay que celebrar la vida”, ha dicho Irene al recordar el atentado, ”la vida siempre te da una oportunidad, hay gente que lamentablemente no lo puede contar pero, los que estamos aquí, ya hemos visto en este año tan difícil y diferente que al final hay que seguir, reinventarse, armarse de valor y dar gracias, es fundamental dar gracias”.

"Hay que seguir, reinventarse, armarse de valor y dar gracias, es fundamental dar gracias”

El atentado que sufrió Irene Villa nos dejó algunas de las imágenes más duras que se recuerdan en Madrid. Irene cuenta que “ya me he acostumbrado a verlas”. Una hora antes ETA había asesinado con una bomba lapa al teniente Francisco Carballar, que dejaba cinco hijos con 47 años. La ambulancia no pudo hacer nada por salvar su vida pero estaba cerca para asistir a Irene y su madre, aunque en un primer vistazo todos pensaron que sólo podrían salvar a la madre.Decían: a por la madre que la niña está muerta” recuerda Irene.

No sólo la ambulancia, las cámaras también estaban cerca, así que todo el mundo pudo ver el atentado prácticamente en directo, y las terribles imágenes de la niña con las piernas arrancadas por la explosión. Una imagen “que ayudó a la lucha contra ETA porque Francia por fin vio la masacre y empezó a colaborar”, recuerda Irene Villa.

"Decían: a por la madre que la niña está muerta”

“Nuestro caso es el más sonado pero ¡la de niños que ha asesinado ETA!”. Tras el atentado madre e hija fueron a hospitales diferentes y la madre pensó que su hija estaba muerta. Irene villa ha recordado emocionada cómo fue el reencuentro con su madre, cómo fue la que la empujó a seguir, los primeros momentos con las prótesis, las cosas que empezó a hacer con las nuevas piernas.

“Mi madre fue fundamental”, cuenta Irene “Si pones el foco en ‘no tengo piernas’ te hundes pero si lo pones en ‘me han salvado la vida’ los médicos’, la cosa cambia [...] al final te enfocas en el amor, en lo que puedes hacer y sales adelante”. La fuerza se saca cuando hay que sacarla, dice Irene: “uno no sabe lo fuerte que es hasta que tiene que ser fuerte “

“Olvidar sería una traición a la memoria de las víctimas”

“Olvidar sería una traición a la memoria de las víctimas”, ha dicho Irene Villa. “Te pueden quitar todo menos tu dignidad”, afirma, por eso “lo que pedimos es lo de siempre, memoria, dignidad y justicia”. Perdonar es necesario, dice Irene porque “no perdonar significa vivir con una carga y un dolor que no nos pertenece”.

Hay que comprender también por qué se llega a una situación de terrorismo dice Irene: “para superar algo hay que comprender por qué ha pasado y el libro ‘Patria’ me parece maravilloso”. El terrorismo es una barbarie y no es nunca la forma de luchar: “si tienes algún problema lucha desde un partido político no desde la calle”.

"No perdonar significa vivir con una carga y un dolor que no nos pertenece”

Homenaje a etarras

Sobre la celebración de homenajes a etarras, Irene dice que “viven con una realidad sesgada”, y añade “yo siempre intento ponerme en el lugar del otro, comprendo que viven en una realidad como tantos nacionalistas que creen que España oprime, les roba, es una mentalidad que te inculcan y actúas en consecuencia, con ese odio que te hace quemar contenedores”

¿Politizar a la víctimas? “al final los políticos han estado a nuestro lado yo he sentido ese calor”, dice Irene “ojalá todos los partidos políticos estuvieran del lado de las víctimas” “En la Fundación queremos que nuestro país esté unido, próspero y que todos ganemos”.

Treinta años del atentado que casi cuesta la vida a Irene Villa y diez años del comunicado en que ETA anunció que dejaba las armas. Irene lo celebra: “encantadísima de la vida pero ojalá hubiese sido veinte años antes y tuviésemos aquí a Miguel Ángel Blanco y tantos otros que se han ido después”

“Siempre pienso que todo pasa por algo, yo he perdido las piernas pero no os imagináis cuánto he ganado”

Siempre positiva, la brutal experiencia le enseñó a ver el lado bueno de los malos momentos: “siempre pienso que todo pasa por algo, yo he perdido las piernas pero no os imagináis cuánto he ganado”. ”han sido treinta años de logros, desafíos y también de muchas caídas, si te caes no te queda más remedio que levantarte”

Sus hijos

¿Qué les cuenta a sus hijos de lo que pasó? “Ellos saben que hubo un tiempo en que había ataques y nos tocó a la abuela y a mamá y afortunadamente los médicos nos salvaron qué son los ángeles en la tierra y cuando van al médico los ven como nuestros héroes”.

“El medico contra todo propósito dijo 'la tengo que salvar', lo que no sabía es que estaba salvando cuatro vidas, porque tengo tres hijos que son tres terremotos”.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de ETA