¿Qué ocurrió para que se derrumbase repentinamente el edificio de Peñíscola?

  • "Lo ideal es que los edificios se vayan deteriorando poco a poco y no que caigan de repente", ha afirmado el arquitecto Francisco Jurado
Foto: REDACCIÓN |Vídeo: Telemadrid

Se sigue investigando el origen del derrumbe del edifico de tres plantas de Peñíscola, Castellón, que se vino abajo el pasado miércoles.

Este jueves se conseguía recuperar el cuerpo de la segunda víctima, una mujer que continuaba desaparecida y a la que se localizó gracias a tu teléfono móvil. Su hijo, afortunadamente, pudo ser rescatado con vida.

El hijo de su pareja, el menor, sin embargo, también falleció.

En la zona trabajaba una grúa de gran tonelaje, perros caninos que acotaron la búsqueda, bomberos y policía para conseguir recuperar a todas las personas que habían quedado sepultadas bajo los escombros.

Y una vez que ha terminado la labor de rescate de las víctimas, comienzan las preguntas sobre, qué pudo suceder para que se viniera abajo este edificio de los años 90 que, aparentemente, estaba en buen estado, aunque todo apunta a que el origen está en un muro de carga que no pudo resistir por un fallo en los cimientos.

“Yo más que hablar de muros de carga hablaría de la cimentación o algún elemento de algún pilar central de la estructura, pero, por lo que parece, el edificio está en una ladera y se cayó primero la parte más alta que es la que recibe el golpe del agua lo que pudo ir socavando un poco la cimentación”, nos ha detallado el arquitecto Francisco Jurado.

"Normalmente la aparición de grietas o deformaciones son una señal de alarma"

También se ha hablado de una mala calidad en la construcción, aunque Jurado considera que “después de 30 años, no se puede decir que el edificio haya respondido mal”.

Un elemento clave en la investigación de lo sucedido es que el derrumbe se haya producido en dos fases lo que sí que evitó mayores víctimas ya que, al escuchar el primer estruendo, muchas de las personas consiguieron salir corriendo antes de que se produjese el segundo derrumbe.

“El hecho de que se haya producido por fases ha sido una suerte, el problema es por qué se cae de golpe una construcción de este tipo. Normalmente cuando aparecen grietas o aparecen deformaciones son una señal de alarma, porque lo ideal en los edificios es que se vayan deformando poco a poco y no que caigan de golpe, algo que ocurre cuando hay terremotos”, ha detallado el arquitecto.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Derrumbe