Las propuestas sobre vivienda de los candidatos en las elecciones del 4M

Analizamos lo que dicen los programas electorales de los seis principales candidatos a las elecciones del 4 de mayo en materia de vivienda:

PSOE

La máxima del Partido Socialista que ha repetido una y otra vez en lo que llevamos de campaña es que “la vivienda no puede ser un privilegio de unos pocos”. Por eso prometen promulgar una Ley de vivienda que garantice que no hay pisos vacíos y garantizar alternativas para personas vulnerables y desahuciadas.

Además, se comprometen a iniciar la construcción antes de dos años de 15.000 viviendas de uso social. Proponen además ayudar a jóvenes a comprar y/o alquilar y quieren poner en marcha un Plan de Rehabilitación de más de 500 mil viviendas que apunte hacia la eficiencia energética y accesibilidad además de Impulsar los grandes desarrollos urbanísticos. Madrid Nuevo Norte, la estrategia del este y la operación campamento.

PP

La Ley del suelo también es una máxima en el programa del Partido Popular en materia de vivienda durante esta campaña, que permita un urbanismo sostenible, compatible con favorecer la inversión en nuestra región.

Se comprometen a movilizar suelo público para destinar vivienda a precio asequible a los más jóvenes y prometen ayudas en la financiación para comprar.

El consejero de Vivienda, David Pérez, presume también del Plan VIVE como el mejor aval. Hay que terminar lo empezado aseguran, y lo empezado son 25.000 viviendas en suelo público para conseguir precios bajos de alquiler destinados a jóvenes, emprendedores o familias numerosas.

Para los más vulnerables de la capital, se compromete el Partido Popular a culminar el realojo de la Cañada Real y Las Sabinas

CIUDADANOS

Ciudadanos también apunta a los jóvenes y por eso lanza en plan director de vivienda que priorice el acceso a una de alquiler para menores de 35 años y para familias con pocos ingresos. Se comprometen a luchar contra la okupación ilegal y a ampliar el parque de vivienda pública para conseguir que los precios baje.

La formación naranja quiere rehabilitar las zonas más degradadas de la Comunidad y no solo mediante subvenciones o ayudas. Pretenden favorecer la implantación en esas zonas de nuevos negocios y nuevos modelos económicos que aumenten la calidad de vida de los vecinos de esos barrios.

MAS MADRID

La ecología también está presente en el capítulo de vivienda de Más Madrid, que tiene muchos compromisos en este aspecto. Prometen reducir un 20% el ‘sinhogarismo’ en la región y aumentar las partidas destinadas a la materia en 800 millones cada año, hasta llegar al 4 por ciento del presupuesto regional. Quieren promover una nueva Ley de vivienda y aumentar considerablemente el mercado del alquiler asequible…

Para garantizarlo plantean promover Ley de vivienda, con el objetivo de destinar el 30% de la vivienda en Madrid al alquiler asequible. De hecho, las promociones de nueva vivienda tendrán que destinar ese porcentaje a ese fin. Quieren además exigir que los inmuebles de la SAREB pasen a formar parte de un gran parque de vivienda pública en alquiler y Prohibir urbanizar terreno quemado los próximos 30 años.

VOX

En VOX quieren recuperar la vida de los barrios y para ello, se comprometen a luchar con ahínco contra la okupación ilegal. Garantizar el acceso a la vivienda es prioritario para los de Monasterio, pero también garantizar el derecho al libre mercado sin poner trabas a quienes basen su economía en el arrendamiento de inmuebles. Es necesario aseguran crear vivienda social en la región y eso pasa por liberalizar el suelo.

De no hacerlo, afirman, los precios no bajaran, la gente no tendrá acceso a una vivienda y el mercado inmobiliario seguirá siendo el principal foco de corrupción política de la Comunidad de Madrid.

UNIDAS PODEMOS

En Podemos quieren regular el precio de los alquileres, vinculando los precios a las economías de los hogares. Que no supere el 30% de los ingresos medios de la zona donde su ubique el inmueble. Abogan por movilizar la vivienda vacía que está en manos de bancos o fondos buitre para que esa vivienda se incorpore al parque de vivienda social en alquiler para parados y jóvenes.

Para que bajen los precios quieren gravar la vivienda vacía y poner freno a la Operación Chamartín cuyo único objetivo final, aseguran, es la especulación inmobiliaria.

Programas Completos

Más de Elecciones