El loco del chándal, otra vez en el punto de mira de la justicia

El loco del chándal, otra vez en el punto de mira de la justicia

Las pruebas recogidas en Almadén de la Plata, en Sevilla, en la casa de Manuel González, más conocido como “el loco del chándal”, por las que se le acusaba por dos tentativas de asesinato han dado positivo.

Podría ser un asesino reincidente porque cumplió pena de prisión por agredir a 16 mujeres y acabar con la vida de una de ellas, aunque la doctrina Parot le puso en libertad. Volvió a ser detenido por la obsesión que tiene con el ex alcalde del pueblo y ahora nuevas pruebas le ponen en el punto de mira.