Llamada a la calma en Vallecas a la espera de la detención del presunto homicida de Paco

Llamada a la calma en Vallecas a la espera de la detención del presunto homicida de Paco

En Vallecas se suceden los llamamientos a la calma a la espera de la detención del presunto autor de la muerte de Paco el pasado domingo. La tranquilidad vuelve poco a poco a El Pozo del Tío Raimundo, pero los vecinos no cejan en sus protestas.

Protestas y llamadas a la calma

Este jueves más de dos centenares de personas se concentraron, por tercer día consecutivo, frente a la casa del supuesto autor de la muerte de Paco, un hombre de 63 años, el domingo en el barrio vallecano de Entrevías, lugar donde la familia ha pedido "calma" a los vecinos.

La protesta fue pacífica y controlada por fuertes medidas de seguridad con antidisturbios apostados en la plaza del Tío Raimundo y zonas aledañas para evitar que los manifestantes llegaran a dicha vivienda.

Los concentrados corearon "Asesinos, asesinos, hijos de puta", "Fuera del barrio", "Fuera el clan", "No es racismo, es asesinato' o "Paco somos todos" con un ambiente muy tenso. Muchos esperan que el supuesto homicida se entregue cuanto antes a la Justicia para evitar más altercados.

Dar las gracias

Los familiares de Paco han repartido octavillas para dar las gracias a todos los vecinos por su apoyo estos días. El hijo del fallecido estuvo presente en la protesta. "Siempre estaremos agradecidos por las muestras de cariño que hemos recibido estos días", señalan. Asimismo, han hecho un llamamiento a la "tranquilidad y la calma, con la aspiración de volver a la normalidad, en la media de lo posible, respetando el dolor por la pérdida de un ser tan querido".

En los próximos días la Asociación de Vecinos del barrio convocará una asamblea vecinal para explicar los pasos que han ido dando y decidir las acciones sucesivas que se van a llevar a cabo, "para que estos hechos no se vuelvan a repetir en el barrio". Llaman a la unidad de los ciudadanos y defienden no dejarse llevar por discursos de odio que "deterioran la convivencia".

"Frustrante" que no se la haya detenido

Por su parte, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha negado que haya racismo en Vallecas, espera la pronta detención del asesino, ya identificado, y ha puesto sobre la mesa la aparición de "personas ajenas al barrio" que intentan utilizar estos hechos y que están "dispuestas a ir donde hay lío".

Carmena entiende lo "frustrante" que es que no se haya detenido aún al presunto autor del homicidio y más cuando ya está identificado, lo que genera "indignación", pero ha remarcado que la Policía Nacional, junto con la Municipal, es "ejemplar".