Quién vive en la casa amarillo 'chillón' de Cercedilla

Foto: REDACCIÓN |Vídeo: Telemadrid

Muchos la conocen como la 'casa kiwi' por el color 'amarillo chillón' de una de sus paredes y una puerta. Pero esto cobra sentido en cuanto conocemos su historia. La 'casa Manoli' tiene ese color en homenaje a la tía de su actual propietaria, Ana. Su tía, Manoli, tenía una tienda de quesos y el letrero tenía ese llamativo color.

La 'Casa Manola' es una antigua casa de campo que Ana heredó de su familia y reformó para poder vivir allí con sus cuatro hijas. Era una casa más pequeña y tuvo que ampliarla. Aún así, se compone de espacios amplios y diáfanos: un salón con una cocina integrada, el dormitorio de las cuatro hijas, el cuarto de baño y la buhardilla, en donde duerme la pareja.

Concienciados con el Medio ambiente

También tuvieron que instalar un buen aislamiento térmico, porque la casa está en mitad del campo y en invierno las temperaturas bajan mucho. Eso sí, en la reforma aprovecharon las antiguas vigas de la casa para elaborar muebles como unas sillas, mesas y hasta bancos. "Aunque a veces reutilizar es más costoso", nos asegura Ana.

Ana heredó la casa de campo de sus bisabuelos y la reformó para vivir allí con sus cuatro hijas

Sin embargo, esta familia está totalmente concienciada con el cuidado del medio ambiente, y busca la forma de aprovecharlo todo. Las niñas duermen en un mismo cuarto, usan camas 'patinete', con ruedas para poder esconderlas durante el día y ampliar la zona de juegos, y comparten mesa de estudios Las estanterías son de madera reciclada...

Llama mucho la atención también una puerta que da al exterior y está elaborada a base de cerámica, un material muy 'de moda'. "El parque Güell, por ejemplo, está hecho con esta cerámica", apunta Ana.

La parcela ocupa en total una hectárea. Un lugar perfecto, dice Ana, para que sus hijas crezcan en contacto con la naturaleza.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Cercedilla