Vídeo: Telemadrid | Foto: ARCHIVO

La soledad no deseada en los mayores, la otra pandemia de Madrid

En los primeros meses de pandemia, entre el 11 de marzo y el 11 de mayo de 2020, los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid encontraron muertos a 62 ancianos que estaban solos en sus domicilios. No quiere decir que todos estuvieran en una situación de soledad no deseada, pero nadie se hallaba a su lado en el momento en el que los bomberos derribaron la puerta.

La soledad es otra pandemia, aseguran algunos expertos, que merma las capacidades de los mayores. Y el coronavirus ha empeorado las condiciones de vida de algunas de estas personas acentuado el aislamiento o acelerando el deterioro cognitivo de muchos, como recordaban recientemente desde la unidad especializada del Hospital Gómez Ulla.

En la capital, según cifras del Ayuntamiento, viven 650.000 personas mayores de 65 años. Una de cada cuatro vive sola

En la capital, según cifras del Ayuntamiento, viven 650.000 personas mayores de 65 años. Una de cada cuatro vive sola y preocupan más las que rechazan esa soledad o incluso son dependientes.

La vicealcaldesa, Begoña Villacís, y el delegado del Área de Familias Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, han presentado hoy la estrategia dedicada a frenar la soledad no deseada en personas mayores. Se trata de un programa que combina lo vecinal con los servicios públicos.

Nueva estrategia madrileña para paliar la soledad de los mayores con una red vecinal y de comercios
Nueva estrategia madrileña para paliar la soledad de los mayores con una red vecinal y de comercios
Nueva estrategia madrileña para paliar la soledad de los mayores con una red vecinal y de comercios

Nueva estrategia madrileña para paliar la soledad de los mayores con una red vecinal y de comercios

Madrid Vecina y Madrid Contigo

La estrategia se compone de un doble enfoque: uno vecinal, en torno al proyecto Madrid Vecina, y otro institucional, Madrid Contigo, con los recursos, programas y servicios municipales para mayores orientados a la soledad.

La vertiente vecinal y comunitaria implica involucrar a los vecinos de los barrios en la detección de casos de soledad y en la creación de redes de apoyo. Según ha explicado Aniorte, “la idea es que el farmacéutico, el comerciante o todas esas personas que están en contacto con los mayores, puedan detectar que un vecino ya no acude todos los días, o está más abandonado o cualquier signo de una situación de soledad”.

Por otra parte, Madrid Contigo contempla la creación de equipos profesionales de detección de vulnerabilidades en cada uno de los 21 distritos. Además se refuerza el despliegue del Servicio de Teleasistencia a los mayores solos de Madrid que no están en ningún otro programa o servicio municipal.

Mejores Momentos

Programas Completos