Vídeo: Telemadrid | Foto: REDACCIÓN

España sabía que el precio de subestimar a Marruecos es caro, asegura un ministro alauí

El ministro de Derechos Humanos de Marruecos, Mustafá Ramid, cree que España sabía "que el precio de subestimar" a su país "era muy caro", tras decidir acoger en territorio español al secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, un "enemigo" de su pueblo.

En un comunicado publicado en su cuenta de Facebook, el también ex ministro de Justicia marroquí aseguró que España optó por "su relación con el Frente Polisario" y con Argelia, país que protege a este movimiento, "a costa de su relación con Marruecos".

La entrada en España del líder del Frente  Polisario, origen de la crisis con Marruecos
La entrada en España del líder del Frente Polisario, origen de la crisis con Marruecos
La entrada en España del líder del Frente Polisario, origen de la crisis con Marruecos

La entrada en España del líder del Frente Polisario, origen de la crisis con Marruecos

El político magrebí indicó que Marruecos "se sacrificó mucho por la buena vecindad" y "debería ser objeto de la atención" de la nación vecina y de su gran preocupación, en referencia al Frente Polisario.

España y Marruecos viven una crisis diplomática sin precedentes después de que el Gobierno de Madrid aceptara acoger al líder del Frente Polisario por razones humanitarias y mantenerlo hospitalizado en un centro sanitario de la región de La Rioja.

Laya traslada a la embajadora marroquí  su "disgusto" por la crisis en Ceuta mientras Rabat llama a consultas a su embajadora
Laya traslada a la embajadora marroquí su "disgusto" por la crisis en Ceuta mientras Rabat llama a consultas a su embajadora
Laya traslada a la embajadora marroquí su "disgusto" por la crisis en Ceuta mientras Rabat llama a consultas a su embajadora

Laya traslada a la embajadora marroquí su "disgusto" por la crisis en Ceuta mientras Rabat llama a consultas a su embajadora

Marruecos respondió a esa medida permitiendo la entrada a España en las últimas horas de miles de migrantes indocumentados a través de la frontera con la ciudad española de Ceuta, en el norte de África.

Ceuta y el Polisario, nuevo desencuentro en las relaciones hispanomarroquíes
Ceuta y el Polisario, nuevo desencuentro en las relaciones hispanomarroquíes
Ceuta y el Polisario, nuevo desencuentro en las relaciones hispanomarroquíes

Ceuta y el Polisario, nuevo desencuentro en las relaciones hispanomarroquíes

El Gobierno español tuvo que movilizar al Ejército y advirtió a Marruecos de que defenderá la integridad territorial de sus fronteras "con todos los medios", y el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudió a Ceuta para expresar su solidaridad con la ciudad en este momento único en su historia.

De hecho, esta crisis entre España y Marruecos marcó este martes una evolución nunca vista en los últimos veinte años, marcada por la llamada a consultas por parte de Rabat de su embajadora en Madrid, Karima Benyaich.

"La aceptación del Estado de España de recibir al presidente del grupo armado POLISARIO, alojarlo en uno de sus hospitales con una identidad falsa, sin tener en cuenta la buena vecindad que requiere coordinación y consulta, o al menos noticias en estos casos, es irresponsable", aseguró Mustafá Ramid. "¿Qué esperaba España de Marruecos, al ver que su vecino alberga a un responsable de un grupo que lleva armas contra el Reino?" alauí, continuó el ministro marroquí en el comunicado.

El Frente Polisario, considerado un grupo terrorista por Rabat, reivindica el derecho a la autodeterminación del Sahara Occidental, un territorio que fue colonia española y posteriormente ocupado por Marruecos.

"La mala fe de España resuena en este asunto" sostiene la agencia oficial marroquí MAP

A falta de comunicado oficial, la agencia pública de noticias MAP, que estos días no ha informado sobre los sucesos en Ceuta, ha publicado este miércoles un largo artículo de opinión en el que se echa en cara al Gobierno español su "doble cara" y su "hipocresía" por el caso del líder del Polisario.

"Aquí está un país democrático que, tras haber sufrido en sus propias carnes varios años de terrorismo separatista, recibe a escondidas en su territorio a un individuo que quiere amputar a Marruecos una parte de su territorio", denuncia el artículo.

Como ya había hecho previamente el Gobierno marroquí, que advirtió de "consecuencias" a España, la MAP afea el hecho de que no se informara de la llegada de Ghali habida cuenta de la "amistad" entre los dos países.

Sánchez acusa de deslealtad a Casado que le recuerda su apoyo y le pide que se deje ayudar en la crisis con Marruecos
Sánchez acusa de deslealtad a Casado que le recuerda su apoyo y le pide que se deje ayudar en la crisis con Marruecos
Sánchez acusa de deslealtad a Casado que le recuerda su apoyo y le pide que se deje ayudar en la crisis con Marruecos

Sánchez acusa de deslealtad a Casado que le recuerda su apoyo y le pide que se deje ayudar en la crisis con Marruecos

"No hace falta ser un veterano de la alta diplomacia para adivinar que la mala fe de España resuena en este asunto, diga lo que diga la jefa de la diplomacia", subraya, denunciando que España ha conseguido la "proeza" de elevar la "doble cara" al rango de "política de Estado".

El artículo plantea cómo puede justificar el Gobierno ante la opinión pública española que Ghali, "un individuo siniestro", esté en un hospital "pagado por los impuestos de los españoles" y que no comparezca ante la justicia por las causas que tiene pendientes "por crímenes cometidos contra ciudadanos españoles".

"Al encubrir a un criminal de guerra cuyas manos están manchadas de sangre española y marroquí, el Gobierno de Madrid se muestra desleal, no solo hacia Marruecos, sino hacia los españoles y los habitantes de las Canarias, que han votado por él con el fin de que defienda su honor y la memoria de sus familiares asesinados, secuestrados, torturados o violados por orden de Brahim Ghali", denuncia.

"De qué lógica diplomática política o económica pueden valerse los responsables españoles para sacrificar la relación pacientemente construida con Marruecos para ayudar a un septuagenario enfermo a escapar de la justicia española", plantea el artículo para responder: "La historia lo dirá".

Entretanto, advierte, Marruecos espera que el Gobierno español, al que reprocha no haber aprendido las "enseñanzas del pasado", "se tranquilice y dé una explicación lógica de sus actuaciones" ya que mientras esto no ocurra "la confianza mutua será un recuerdo lejano".

Mejores Momentos

Programas Completos