Laya traslada a la embajadora marroquí su "disgusto" por la crisis en Ceuta mientras Rabat llama a consultas a su embajadora

  • Marruecos llama a consultas a su embajadora en Madrid
  • La embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich aseguraba esta mañana que "hay actos que tienen consecuencias y se tienen que asumir"
Laya traslada a la embajadora marroquí  su "disgusto" por la crisis en Ceuta mientras Rabat llama a consultas a su embajadora
Arancha González Laya |EFE

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha trasladado a la embajadora de Marruecos en Madrid, Karima Benyaich, el "disgusto y "rechazo" del Gobierno por la entrada masiva de migrantes a Ceuta y le ha recordado que el control de la frontera es una responsabilidad compartida entre los dos países.

Así lo ha explicado la propia ministra en declaraciones a la prensa tras haber recibido en la sede del Ministerio a Benyahich, subrayando que también le ha expresado el deseo del Gobierno de "mirar al futuro y evitar que actos como estos puedan volver a repetirse".

Igualmente, ha pedido el "compromiso" de Marruecos para que quienes han entrado en las últimas horas en Ceuta "de manera irregular" puedan ser devueltos conforme a los acuerdos existentes.

Laya ha reiterado "el deseo de España" de "relaciones de buena vecindad" y "estrechas" entre España y Marruecos tal como dijo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez esta mañana y ha destacado la "plena disposición" de España al respecto.

La ministra también ha señalado que ha informado a los ministros de Exteriores de la Unión Europea sobre la situación de la frontera "de la UE en Ceuta con Marruecos" y que le han transmitido "una gran preocupación" ya que la migración es un tema "muy sensible" en Europa, según ha destacado.

Por su parte el gobierno marroquí llamó hoy a consultas a su embajadora en Madrid, Karima Benyaich, poco después de que esta fuera convocada a la sede del ministerio de Exteriores en España.

Fuentes diplomáticas marroquíes dijeron desconocer por el momento más detalles sobre esta llamada a consultas, que eleva la tensión entre Rabat y Madrid a niveles desconocidos en la última década.

Foto: REDACCIÓN |Vídeo: Telemadrid

La embajadora de Marruecos, Karima Benyaich, aseguraba este martes que en las relaciones entre países hay actos que tienen consecuencias, "y se tienen que asumir", en velada referencia a la decisión de España de prestar atención médica al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

Según Benyaich, las relaciones entre países vecinos y amigos se tienen que basar en "la confianza mutua, que se tiene que trabajar y nutrir".

En declaraciones a Europa Press, antes de acudir a la convocatoria realizada por la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, la embajadora de Marruecos ha insistido en que hay "actitudes que no se pueden aceptar".

La última llamada a consultas de un embajador marroquí a Rabat se produjo en 2007, cuando Marruecos llamó al entonces embajador Omar Azziman para protestar por el anuncio de la visita de los Reyes de España a Ceuta y Melilla.