Laya traslada a la embajadora marroquí su "disgusto" por la crisis en Ceuta mientras Rabat llama a consultas a su embajadora

Arancha González Laya
Arancha González Laya |EFE

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha trasladado a la embajadora de Marruecos en Madrid, Karima Benyaich, el "disgusto y "rechazo" del Gobierno por la entrada masiva de migrantes a Ceuta y le ha recordado que el control de la frontera es una responsabilidad compartida entre los dos países.

Así lo ha explicado la propia ministra en declaraciones a la prensa tras haber recibido en la sede del Ministerio a Benyahich, subrayando que también le ha expresado el deseo del Gobierno de "mirar al futuro y evitar que actos como estos puedan volver a repetirse".

Igualmente, ha pedido el "compromiso" de Marruecos para que quienes han entrado en las últimas horas en Ceuta "de manera irregular" puedan ser devueltos conforme a los acuerdos existentes.

Laya ha reiterado "el deseo de España" de "relaciones de buena vecindad" y "estrechas" entre España y Marruecos tal como dijo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez esta mañana y ha destacado la "plena disposición" de España al respecto.

La ministra también ha señalado que ha informado a los ministros de Exteriores de la Unión Europea sobre la situación de la frontera "de la UE en Ceuta con Marruecos" y que le han transmitido "una gran preocupación" ya que la migración es un tema "muy sensible" en Europa, según ha destacado.

Exteriores convoca a una reunión de urgencia a la embajadora de Marruecos en Madrid
Exteriores convoca a una reunión de urgencia a la embajadora de Marruecos en Madrid
Exteriores convoca a una reunión de urgencia a la embajadora de Marruecos en Madrid

Exteriores convoca a una reunión de urgencia a la embajadora de Marruecos en Madrid

Por su parte el gobierno marroquí llamó hoy a consultas a su embajadora en Madrid, Karima Benyaich, poco después de que esta fuera convocada a la sede del ministerio de Exteriores en España.

Fuentes diplomáticas marroquíes dijeron desconocer por el momento más detalles sobre esta llamada a consultas, que eleva la tensión entre Rabat y Madrid a niveles desconocidos en la última década.

Vídeo: Telemadrid | Foto: REDACCIÓN

La embajadora de Marruecos, Karima Benyaich, aseguraba este martes que en las relaciones entre países hay actos que tienen consecuencias, "y se tienen que asumir", en velada referencia a la decisión de España de prestar atención médica al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

La entrada en España del líder del Frente  Polisario, origen de la crisis con Marruecos
La entrada en España del líder del Frente Polisario, origen de la crisis con Marruecos
La entrada en España del líder del Frente Polisario, origen de la crisis con Marruecos

La entrada en España del líder del Frente Polisario, origen de la crisis con Marruecos

Según Benyaich, las relaciones entre países vecinos y amigos se tienen que basar en "la confianza mutua, que se tiene que trabajar y nutrir".

En declaraciones a Europa Press, antes de acudir a la convocatoria realizada por la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, la embajadora de Marruecos ha insistido en que hay "actitudes que no se pueden aceptar".

La última llamada a consultas de un embajador marroquí a Rabat se produjo en 2007, cuando Marruecos llamó al entonces embajador Omar Azziman para protestar por el anuncio de la visita de los Reyes de España a Ceuta y Melilla.