¿Conocen los madrileños todas las variedades de rosquillas de San Isidro?

  • Tontas, listas, francesas y de Santa Clara
Foto: Madrid Directo |Vídeo: Telemadrid

Aunque cada vez van apareciendo más variantes, las clásicas rosquillas de San Isidro son de cuatro tipos: 'tontas', las más sencillas y sin ningún añadido; 'listas', igual que las anteriores, pero cubiertas con limón y azúcar; de 'Santa Clara', cubiertas de una capa blanca de merengue seco; y 'francesas', con almendra picada y azúcar.

Un equipo de Madrid Directo ha querido salir a la calle para comprobar si los madrileños saben distinguir entre los distintos tipos de rosquillas de San Isidro y, para quien lo adivinase, se podía comer una.

Por San Isidro, los madrileños las prefieren listas (a las rosquillas)
Por San Isidro, los madrileños las prefieren listas (a las rosquillas)
Por San Isidro, los madrileños las prefieren listas (a las rosquillas)

Por San Isidro, los madrileños las prefieren listas (a las rosquillas)

Las rosquillas 'tontas' son un dulce muy sencillo y discreto que a muchos de los madrileños les parecen un poco secas. El único adorno con el que cuentan es unas pinceladas de huevo que les da un tono dorado una vez retiradas del horno.

Las rosquillas 'listas' se caracterizan por su glaseado aromatizado con limón, algo más elaboradas que las anteriores. Además, están cargadas de azúcar por los glaseados tipo merengue.

Las rosquillas de 'Santa Clara' están caracterizadas por su suave sabor a anís y su glaseado blanquecino y son tan exquisitas como históricas. Desde el siglo XV se vinculan a la caridad ya que fueron las propias 'clarisas' quienes las vendían para recaudar fondos.

Las rosquillas 'francesas' de San Isidro son una elaboración que sigue exactamente los mismos pasos que las rosquillas 'tontas', pero que finalmente se recubren de almendra picada y azúcar, una receta que se ideó para la reina Bárbara de Braganza, la mujer de Fernando VI.

Recomendamos

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Gastronomía