El peligro de la vacunación mundial de la covid a dos velocidades

El objetivo de conseguir la inmunidad de grupo en todo el mundo se va a prolongar en el tiempo si el acceso a las vacunas no es universal. A día de hoy, los países más pobres no han iniciado la campaña de vacunación y no la iniciarán en bastante tiempo, asegura Raquel Gonzalez, responsable de relaciones externas de Médicos sin Fronteras.

"Una quinta parte de la población mundial probablemente no va a recibir la primera dosis hasta 2022"

"Ahora mismo existe una tensión profunda entre la capacidad de fabricación de las vacunas, y la demanda y la urgencia de las mismas. Y en este contexto los países con rentas altas han hecho acopio de vacunas", explica Raquel. Pone un ejemplo: Canadá ha hecho acopio de vacunas como para vacunar cinco veces a toda su población.

En el otro extremo, los países de rentas medias y bajas a los que apenas les ha llegado. La previsión, continúa Raquel, es que una quinta parte de la población mundial probablemente no va a recibir una primera dosis hasta 2022.

"El hecho de que nos vacunemos solo en algunos países no va a parar la pandemia"

"Los riesgos de estas dos velocidades de vacunación son muchos, pero el más evidente es la pérdidas humanas; en estos momentos tenemos 10.000 mil muertos diarios", asegura.

Otro de los riesgos que entraña la vacunación a dos velocidades es que la pandemia se va a prolongar en el tiempo, dando lugar a además a nuevas variantes, lo que supone un impacto también en la economía, explica Raquel.

El coste de vacunar a un niño en países en desarrollo se ha multiplicado por 68
El coste de vacunar a un niño en países en desarrollo se ha multiplicado por 68
El coste de vacunar a un niño en países en desarrollo se ha multiplicado por 68

El coste de vacunar a un niño en países en desarrollo se ha multiplicado por 68

Una solución sería liberar o suspender temporalmente las patentes de las vacunas, hasta alcanzar la inmunidad mundial: "La receta mágica de una vacuna, un medicamento o una tecnología para tratar la covid, daría entrada a otros fabricantes en cada país, multiplicando la capacidad de producción que tenemos ahora, asegura.

En la actualidad, 100 estados en todo el mundo están a favor de esta propuesta. Por otra parte, 174 países, incuida la Unión Europea en bloque, que no apoyan la medida: "Les pedimos que al menos no la obstaculicen o que se busquen medidas excepcionales para acelerar la producción", dice responsable de relaciones externas de Médicos sin Fronteras.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Coronavirus COVID-19