Un herido muy grave, cortes de tráfico y negociaciones sin acuerdo en la huelga del taxi

Un herido muy grave, cortes de tráfico y negociaciones sin acuerdo en la huelga del taxi

Los taxistas madrileños no ceden en sus reivindicaciones y continuaron este martes con la huelga indefinida en una segunda jornada en la que ha habido cortes de tráfico en las carreteras de acceso al aeropuerto de Barajas y a Ifema, entre ellas la A-2, donde ha resultado herido muy grave un taxista tras ser arrollado por un VTC.

El conductor de este vehículo se dio a la fuga tras atropellar al taxista, de 37 años, después de que este se abalanzara contra el vehículo durante un piquete informativo, aunque más tarde se ha presentado en dependencias de la Guardia Civil, según han indicado a Efe fuentes del Cuerpo.

El accidente se ha producido a la altura del kilómetro 7 de la A-2, una de las carreteras de acceso al aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas y a Ifema, donde este miércoles se inaugurará Fitur, la feria más importante de la capital a la que se prevé que asistan más de 250.000 visitantes.

Tras rechazar en la noche del lunes la propuesta de la Comunidad de Madrid para regular las licencias de los vehículos de alquiler con conductor (VTC) y romper las negociaciones con el Gobierno regional en una reunión que duró más de seis horas, cientos de taxistas pasaron la noche en las inmediaciones de Ifema para decidir qué acciones tomar para continuar con sus reivindicaciones.

Desde ahí se dirigieron a primera hora de la mañana a la M-40 a la altura de los accesos al recinto ferial y efectuaron cortes en ambos sentidos alrededor de media hora, provocando largas retenciones en hora punta.

Sobre las 11.00 unos cien taxistas se desplazaron a pie hacia la avenida de Logroño para dificultar los accesos al aeropuerto, también desde la M-11, la M-14 y la A-2, por las que también se llega a Barajas. Sendas vías han tenido que ser cortadas.En ese momento el taxista fue arrollado por un VTC en la A-2.

La Guardia Civil de Tráfico ha identificado a una veintena de los taxistas que han participado en estas protestas, a quienes ha denunciado por conducción temeraria y por obstaculizar el normal desarrollo de la circulación en las carreteras.

Las movilizaciones también han llegado al centro de la ciudad, donde una marcha de taxis ha recorrido el paseo de la Castellana. A su paso por el Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid, los taxistas intensificaron las pitadas de sus cláxones. Para los taxistas el Ayuntamiento también tiene responsabilidad en la regulación de las licencias de los VTC, pero subrayan que el papel principal le corresponde al Gobierno central y a la Comunidad de Madrid.

El Ayuntamiento se ofrece para mediar pero la Comunidad lo rechaza

Tras la reunión de ayer fallida con el Gobierno regional, las asociaciones de taxistas han mantenido un encuentro con el Consistorio, que se ha ofrecido a "mediar" en el conflicto entre el sector y los VTC para buscar soluciones "conjuntamente" en un grupo de trabajo. Un ofrecimiento que el Gobierno regional ya ha rechazado de antemano esta mañana.

Su portavoz, Pedro Rollán, ha dicho que no ve "conveniente" ni "oportuno" que ambas instituciones se sienten en la misma mesa para regular las licencias de los VTC, porque, "esto no es una subasta ni una competición de quién da más".

El Gobierno de Manuela Carmena considera que es responsabilidad de la Comunidad de Madrid fijar el tiempo de precontratación mínimo de las VTC, pero está dispuesto a asumir esa competencia si la Comunidad le concede mediante una reforma normativa "base legal" y seguridad jurídica.

La precontratación del servicio de los VTC fue el principal escollo en la mesa de negociación con la Comunidad, que rechazó incluir en el borrador de reforma de la ley regional de transportes urbanos un mínimo de seis horas para poder reservar estos vehículos, al entender que ese punto debe ser fijado por los ayuntamientos. Según la Comunidad de Madrid, la propuesta que pusieron encima de la mesa recogía todas las "exigencias" del sector del taxi para regular la figura de las VTC, pero los dirigentes de las principales asociaciones del sector la calificaron de "broma".

Este martes el presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, ha mantenido una reunión con las empresas que operan las licencias de los VTC, como Uber y Cabify, a quienes ha trasladado su intención de que legislará para que ambos sectores convivan de forma armónica.