Uber y Cabify amenazan con irse de Barcelona por la precontratación

Uber y Cabify amenazan con irse de Barcelona por la precontratación

Representantes del sector de los vehículos de alquiler con conductor, los VTC que usan plataformas como Uber y Cabify, han anunciado que se irán de Barcelona cuando se apruebe el decreto ley de la Generalitat que obligará a precontratar este tipo de servicios con 15 minutos mínimos de antelación, pero se habilitará al Área Metropolitana de Barcelona para que amplíe el período a una hora. Más tarde matizaron que su marcha es una posibilidad que están estudiando.

"Desafortunadamente, la Generalitat ha cedido al chantaje del taxi y hemos decidido tomar medidas porque nos han impuesto el decreto", ha asegurado en declaraciones a los medios el presidente en Cataluña de la patronal Unauto VTC, Josep Maria Goñi.

"La Generalitat ha cedido al chantaje del taxi"

Goñi ha hecho estas afirmaciones tras una breve reunión con el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, tras la cual ha asegurado que las condiciones que impone el Gobierno catalán "obligan al cierre de estas empresas".

Calvet ha defendido que la regulación que promueve el gobierno catalán no perjudica a nadie ni va contra "marcas comerciales concretas", y ha asegurado a las VTC: "Estar en Barcelona es un buen negocio". "Queremos regular, quizá había algunos que no querían ser regulados y pretendían tener una barra libre. queremos que el sector sea competitivo y que el ciudadano se beneficie", ha resuelto.

Los taxistas votarán este miércoles

Por su partes, los taxistas de Barcelona votarán este miércoles si aceptan la nueva propuesta de la Generalitat.

El portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez, ha sido el encargado de trasladar a la asamblea el resultado de la reunión -de más de tres horas- entre los sindicatos y el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, responsables del departamento y representantes técnicos del Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

Según ha expuesto, el Gobierno catalán les ha planteado que en el decreto ley de la Generalitat, que se podría aprobar la semana que viene, seguirá constando la obligación de precontratar los servicios de VTC con una antelación mínima de 15 minutos, pero se habilitará al AMB para que amplíe el período a una hora, con un mecanismo que no se pueda impugnar.

El Gobierno catalán ha puesto sobre la mesa esta nueva propuesta para los taxis, que no difiere mucho de la inicial, después de cinco días de protestas de los taxistas, que mantienen ocupado el tramo central de la Gran Vía de Barcelona y amenazan con bloquear el Congreso Mundial de Móviles (MWC, en sus siglas en inglés), programado para finales de febrero.

A pesar de la defensa de los logros obtenidos que ha hecho Álvarez, parte de los asistentes han proclamado que una hora de precontratación "es poco" y han sentenciado: "Ni un paso atrás".

Ya por la mañana, los taxistas han amenazado con emprender "medidas contundentes", como cortar la frontera con Francia si las medidas que les ponía sobre la mesa la Generalitat no les satisfacían.

La única acción que han protagonizado los taxistas por la mañana ha sido una marcha a pie desde el centro de la ciudad hasta la sede de la Consellería de Territorio, donde han arropado a sus representantes a la entrada de la reunión al grito de "apretad, apretad".Este lema, que hace alusión a las palabras que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, dirigió a los CDR en el primer aniversario del referéndum del 1 de octubre de 2017, se ha convertido en el cántico más popular entre los protestantes.

Mejores Momentos

Ver Más

Programas Completos

Ver Más

Más de Huelga de taxis

Ver Más