Crece el número de lectores en Madrid, pero casi el 40% sigue sin leer casi nunca

Crece el número de lectores en Madrid, pero casi el 40% sigue sin leer casi nunca

Casi el 40% de la población española lee poco o nada según el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España 2018. A pesar de ello, crece el número de lectores. Madrid se sitúa a la cabeza, pero surge la paradoja de que están cerrando algunas librerías veteranas, como la más antigua de Madrid. No pueden competir con la compra en línea y la piratería.

Fundada en 1862, la librería Moya, en la que hacía tertulia Ramón y Cajal, echa el cierre. Ya os lo hemos contado en Telemadrid. Dejan el negocio los bisnietos de Nicolas Moya, quien traducía tratados de medicina y veterinaria que después compraban y consultaban doctores y estudiantes universitarios. 157 años después, las cosas han cambiado.

38,2% de los españoles no lee nunca o casi nada

Porque a pesar de encontrarnos a once puntos por encima de la media española, unos leen para informarse, otros para entretenerse, y otros simplemente no leen. El 38,2% de los españoles no lee nunca o casi nada. En cuanto al resto, el 61,8% lo hace en su tiempo libre. Leen a diario o al menos un par de veces por semana, como la mitad de los españoles.

El 79% de los libros digitales leídos se obtuvieron sin pagar

En el metro se lleva mucho el libro digital, el 23% de los españoles lo usa, aunque el el estudio asegura que el 79% de los libros digitales leídos en el último año se obtuvieron sin pagar. Únicamente un 21% de los entrevistados señalaron que obtenían libros digitales pagando por ellos.

Entre los más pequeños, siete de cada diez son lectores frecuentes. Pero cuando cumplen 15 años, la presión de los estudios y otras formas de entretenerse les alejan de los libros. Según el estudio, la falta de tiempo sigue siendo el principal argumento de los no lectores para explicar su falta de hábito (un 49,3% de los encuestados). Además, se observa una relación directa entre el nivel de estudios finalizados y la ratio de lectores.