Garrido apela a la convivencia y asegura que no va a legislar para eliminar ningún sector

Garrido apela a la convivencia y asegura que no va a legislar para eliminar ningún sector

Los taxistas dan por rotas las negociaciones con la Comunidad de Madrid. Como mediadores se ofrecen la CEIM, los empresarios o el Ayuntamiento. Mientras el presidente regional Ángel Garrido, se ha reunido este martes con el sector de VTC.

Los representantes de VTC han sido increpados este martes por un grupo de taxistas a la entrada de la reunión que mantienen en estos momentos con el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional.

Los taxistas amenazan

"Os vamos a rajar. Vais a arruinar a nuestras familias. Eso no lo vamos a consentir", ha gritado uno de los taxistas a los conductores, a la hora de inicio de la reunión, alrededor de las 12.30 horas.

Garrido ha condenado está violencia al igual que las amenazas y cortes protagonizados por los taxistas. Ha pedido que intervenga la delegación del Gobierno y ha asegurado que la Comunidad de Madrid no va a legislar para eliminar ningún sector.

Garrido apela a la necesidad de la convivencia entre los taxistas y los conductores de VTC y ha hecho un llamamiento al sector del taxi “para que vuelvan a la mesa de diálogo”.

Para Eduardo Martín, de Unauto, “la idea es que ambos sectores puedan convivir de forma ordenada y pacífica y que el taxi se siente a una mesa de negociación como estamos dispuestos a hacer el sector de la VTC”.

Carmena ofrece su colaboración

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha manifestado la disposición del Ayuntamiento de la capital "a hacer todo aquello que pueda ser útil" para resolver la huelga indefinida de los taxistas de la ciudad, que se inició a primera hora de este lunes. Ha afirmado que el Consistorio quiere ayudar "en la medida" de sus competencias a "aliviar la situación", y ha añadido que participaría en las mediaciones o grupos de trabajo que hicieran falta.

La regidora ha apuntado que la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, "desde el día de ayer está en conversaciones con los colectivos de taxistas".

La Comunidad de Madrid se ha mostrado dispuesta a sentarse "cuantas veces sea necesario" con los taxistas para desencallar la situación, después de que tras horas de reunión anoche acabasen sin acuerdo con el borrador de normativa y estos continúen con la huelga indefinida, que cumple hoy su segunda jornada en la región.

Lo ha indicado el vicepresidente autonómico, Pedro Rollán, en rueda de prensa, donde ha reconocido que el principal escollo de la negociación es el de la precontratación, ya que mientras Gobierno regional apuesta por que decidan sobre la cuestión los ayuntamientos dado que "no todos están en la misma situación ni tampoco se enfrentan a las mismas problemáticas".

En este sentido, ha defendido que no se trata de "pasar la pelota" a los consistorios sino que ya la administración que otorga las licencias del taxi es la local y tienen "un numero muy importante de competencias". Todavía no han hablado con los ayuntamientos, según ha señalado el vicepresidente, pero en el día de hoy se pondrán en contacto con la Federación Madrileña de Municipios (FMM).

Con quien no quiere sentarse la Comunidad es con el Ayuntamiento de la capital, tras abrir la alcaldesa, Manuela Carmena, la posibilidad de crear un grupo de trabajo a tres bandas, porque "no se trata de una subasta, de una competencia, para quién da más" sino que las administraciones dentro de sus competencias lleguen "a un punto de equilibrio y de encuentro para que todas las partes".

"No se trata de una subasta"

La Comunidad de Madrid se ha mostrado dispuesta a sentarse "cuantas veces sea necesario" con los taxistas para desencallar la situación, después de que tras horas de reunión anoche acabasen sin acuerdo con el borrador de normativa y estos continúen con la huelga indefinida.

Con quien no quiere sentarse la Comunidad es con el Ayuntamiento de la capital, tras abrir la alcaldesa, Manuela Carmena, la posibilidad de crear un grupo de trabajo a tres bandas, porque "no se trata de una subasta, de una competencia, para quién da más" sino que las administraciones dentro de sus competencias lleguen "a un punto de equilibrio y de encuentro para que todas las partes".

Lo ha indicado el vicepresidente autonómico, Pedro Rollán, en rueda de prensa, donde ha reconocido que el principal escollo de la negociación es el de la precontratación, ya que mientras Gobierno regional apuesta por que decidan sobre la cuestión los ayuntamientos dado que "no todos están en la misma situación ni tampoco se enfrentan a las mismas problemáticas".

En este sentido, ha defendido que no se trata de "pasar la pelota" a los consistorios sino que ya la administración que otorga las licencias del taxi es la local y tienen "un numero muy importante de competencias". Todavía no han hablado con los ayuntamientos, según ha señalado el vicepresidente, pero en el día de hoy se pondrán en contacto con la Federación Madrileña de Municipios (FMM).