El asesino de Pioz: "Qué risa, los niños no corren cuando les voy a matar"

El asesino de Pioz: "Qué risa, los niños no corren cuando les voy a matar"

El autor confeso de las muertes de sus tíos y sobrinos en agosto de 2016 en la localidad de Pioz, Patrick Nogueira, ha tomado la palabra en el juicio que se sigue contra él en la Audiencia de Guadalajara para pedir perdón por sus actos. "Me gustaría pedir perdón a mi familia. No puedo cambiar las cosas. Yo no he elegido funcionar de esta manera", ha señalado.

Nogueira ha insistido en el juicio por el cuádruple crimen de Pioz, en que no atenderá a las preguntas de las tres acusaciones y sólo contestará a las demandas de su abogada.

Bárbara Royo, su abogada, se ha dirigido al jurado popular que juzga a Patrick Nogueira para decirle que su cliente "no es como ustedes, tiene un daño cerebral, una anomalía que le merma sus facultades". Lo ha resaltado en su alocución en la fase de presentación ante el jurado -formado por siete hombres y dos mujeres- de las clasificaciones provisionales y alegatos de las partes en el juicio que ha comenzado hoy en la Audiencia Provincial de Guadalajara. Royo ha pedido al jurado que haga "justicia y no ajusticiamiento".

La defensa pide para Nogueira 7 años y seis meses por cada uno de los asesinatos de los dos niños y 5 años por los homicidios de sus tíos.

LA FISCAL: ACTUÓ FRÍAMENTE Y CON DETERMINACIÓN, "DE ARREBATO, NINGUNO"

Por su parte, la fiscal que acusa a Patrick Nogueira por el cuádruple asesinato de Pioz ha calificado al supuesto asesino de "calculador" y ha dejado claro que actuó fríamente y con predeterminación. "De arrebato, ninguno".

La fiscal jefe de la Audiencia de Guadalajara, Rocío Rojo, ha relatado al jurado los hechos de los que se acusa al joven de 21 años, de nacionalidad brasileña, que en agosto de 2016 acabó con la vida de sus cuatro parientes, sus tíos y sus primos de 1 y 4 años.

"No es una idea que surja de repente", ha enfatizado. De hecho, la fiscal ha aseverado que llevaba días preparando los crímenes, "planificando fríamente", y no solo para cometer los asesinatos, sino para ocultar los cuerpos. Ha intentado despistar desde el principio y no ha colaborado nunca, ha añadido la fiscal en su intervención, en la que ha afirmado que el acusado tiene una "amnesia parcial" al no recordar precisamente los momentos exactos en los que atacó a sus cuatro víctimas, por la espalda y sin que pudieran defenderse.

Ha advertido al jurado de la crudeza de las fotografías -"terroríficas", las ha calificado- que verán durante el juicio y que corresponden a las que envió a un amigo en Brasil por WhatsApp mientras cometía los crímenes. Pero más crudos son, a juicio de la fiscal, los mensajes escritos que acompañaban esas imágenes, como el que textualmente decía: "qué risa, los niños no corren cuando los voy a matar".

"El recuerda todo, pero dice que no puede recordar que les mató. Sólo empieza a recordar una vez ya están muertos", ha indicado, asegurando que aunque la defensa va a argumentar "amnesia parcial" sobre cómo se llevaron a cabo los asesinatos, se van a presentar pruebas periciales y psicológicas que constatan que se trata de una amnesia selectiva "porque no le interesa" contarlo.

La Fiscalía pide prisión permanente revisable por la muerte de los dos menores y 20 años por cada una de las muertes de los dos adultos.

LAS ACUSACIONES APELAN AL "SENTIDO COMUN" DEL JURADO

Alberto Martín, letrado en representación de la familia de Marcos --tío de Nogueira-- ha apelado al "sentido común" del jurado para realizar su labor. En su opinión, este caso es "muy especial" por lo mediático, se trata de una de las causas más "espeluznantes" conocidas.

También ha dado por hecho que el acusado preparó "de manera premeditada" todos los utensilios que iba a necesitar para cometer los asesinatos, "todo ello reconocido en las declaraciones, porque había prueba de ello". Igualmente, se ha alineado con los argumentos del fiscal para rechazar que actuara por arrebato.

Martín que ha calificado a Nogueira como una persona "extremadamente inteligente" --con un coeficiente intelectual superior a 116--, aseguró que además actuó "con toda la frialdad del mundo". "Cometió un error, que fue el de comunicarse y retransmitir estos crímenes de forma personal a través de su teléfono. Procuraremos que se acabe sentando en el banquillo por su participación en estos crímenes", ha señalado, asegurando que los mensajes intercambiados con Marvin son "suficientes" para descartar el arrebato y confirmar los asesinatos.

El abogado de la familia de Marcos ha abundado en los mensajes de texto enviados por Nogueira, en los que "por si fuera poco se fotografió con los cadáveres. Hace falta ser macabro. Algunos, cuando vimos las fotos, no podíamos ni tenernos en pie. Pero él posaba con una sonrisa", ha argumentado.

En esta conversación, según ha citado el abogado, Nogueira llegó a afirmar al terminar con el embolsado de los cadáveres: "Me voy a comer un bocadillo de atún que me lo he merecido".

En su opinión, Nogueira abandonó Brasil y decidió entregarse en España debido al sistema judicial más favorable en este país. "Lo dice en sus mensajes. El decía que en España iba a estar como en un hotel. Por eso se entrega, por egoísmo".

Las acusaciones coinciden en solicitar prisión permanente revisable por las cuatro muertes.

SEIS JORNADAS DE VISTAS POR DELANTE

Los hechos que se juzgan ocurrieron el 17 de agosto de 2016, cuando Patrick Nogueira acudió al chalé de Pioz donde vivía su tío, Marcos Campos, la mujer de éste, Janaina Santos, ambos de 39 años y procedentes de Brasil, y sus dos hijos, de 1 y 4 años de edad, y acabó con la vida de su familia.

A los dos adultos, los mató, descuartizó y metió en bolsas de plástico y a los dos niños, tras asesinarlos, los guardo también en bolsas de plástico.

Los cuerpos sin vida de los cuatro miembros de la familia no fueron descubiertos hasta un mes después, en concreto el 17 de septiembre de 2016, cuando un empleado de mantenimiento alertó a los vigilantes de seguridad de la urbanización del mal olor que procedía de la vivienda.

Está previsto que la vista se prolongue hasta el próximo día 31 de octubre durante seis jornadas en las que prestarán declaración decenas de testigos, peritos y agentes, con la aportación como prueba documental de los reportajes fotográficos en formato digital realizados por la Guardia Civil, con fotografías y vídeos tomados durante la práctica de la inspección ocular del lugar de los hechos, levantamiento de los cadáveres, autopsias, recogida de objetes encontrados en el lugar, y diligencia de reconstrucción de los hechos.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Crimen de Pioz