Dron de alcantarilla, nueva 'pequeña' demanda de la seguridad laboral

Dron de alcantarilla, nueva 'pequeña' demanda de la seguridad laboral

Ya nadie duda de que los drones han llegado para quedarse. Ya vemos desde los drones submarinos, los que flotan, drones con formas de pájaro o incluso drones que facilitan las actividades agrícolas. Ahora, esta tecnología está funcionando para cubrir los riesgos laborales, creados para meterse donde nadie lo haría.

Gracias a su pequeño tamaño, puede introducirse en espacios inaccesibles para los trabajadores y comprobar que las infraestructuras estén en perfecto estado. Porque más allá del vídeo o la fotografía, lo que se trata es de construir un modelo tridimensional capaz de detectar cualquier fisura o anomalía en cualquier tipo de equipo.

Así, según los técnicos, cada vez son más las empresas de seguridad que invierten en esta tecnología que permiten el acceso a redes fotovoltaicas, eléctricas, interiores de fábricas, vigilancia y seguridad

La CE adopta nuevas normas de seguridad para drones

La Comisión Europea (CE) adoptó el pasado viernes nuevas normas de seguridad para drones que se aplicarán tanto a los pilotos profesionales como a los aficionados y obligarán a que todos los aparatos de vuelo no tripulados dispongan de un número de registro a partir de 2020.

Ese registro se aplica, en principio, a todos los aparatos independientemente de su peso, si bien para los más pequeños bastará con un registro electrónico y un "conjunto mínimo de requisitos" mientras que la reglamentación será más estricta para los dispositivos con una masa superior a 25 kilos.

Los drones de gran tamaño no podrán volar "sin autorización previa bajo ciertas condiciones", de forma que no podrán ascender más de 120 metros y el operador no podrá perder contacto visual ni volarlo cerca de personas.

Los Estados miembros podrán definir a partir de sistemas de geolocalización satelital zonas no autorizadas para el vuelo como aeropuertos o centros urbanos, y los drones no podrán penetrar en ellas.

En paralelo, el Ejecutivo comunitario está desarrollando un marco institucional, regulatorio y arquitectónico de llamado "U-Space", es decir, un conjunto de servicios descentralizados con el objetivo de integrar los drones en el espacio aéreo de forma que puedan cohabitar con las aeronaves tripuladas.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Drones