El Vaticano desmiente el acuerdo anunciado por Calvo para que Franco no vaya a la Almudena

El Vaticano desmiente el acuerdo anunciado por Calvo para que Franco no vaya a la Almudena

La vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo se ha visto hoy desmentida por el Vaticano a raíz de sus declaraciones sobre la entrevista que mantuvo ayer con el secretario de Estado de la Santa Sede, el cardenal Pietro Parolin. Calvo asegura que ayer acordó con el cardenal Parolin que el Gobierno y la Iglesia católica van a "trabajar conjuntamente para buscar una salida a que los restos de Franco no se inhumen en la catedral de la Almudena". Algo que se niega desde el Vaticano que en un comunicado remitido desde la Santa Sede señala que "el cardenal Pietro Parolin no se opone a la exhumación de Francisco Franco, si así lo han decidido las autoridades competentes, pero en ningún momento se pronunció sobre el lugar de la inhumación".

Los restos de Francisco Franco no pueden enterrarse en la cripta de La Almudena porque podría convertirse en un nuevo lugar de enaltecimiento del dictador, ha defendido este martes la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, quien ha anunciado que el Ejecutivo y la Iglesia habían acordado trabajar juntos para "encontrar una salida" a esta situación que, "obviamente" no puede pasar por que los restos del dictador acaben la cripta de la catedral madrileña.

Calvo ha anunciado que la intención del Ejecutivo y la Iglesia es colaborar para intentar "encontrar una salida que, obviamente, no puede ser La Almudena".

Calvo ha recordado que el Estado tiene la obligación de vigilar que el dictador no sea enaltecido en ningún punto de España, por lo que sus restos deberán inhumarse "en un lugar en condiciones de dignidad, pero en ningún lugar en los que pueda ser objeto de ningún tipo de homenaje".

Hasta ahora el Ejecutivo había mantenido que si la voluntad de su familia era enterrarle en el nicho que tiene en la cripta de La Almudena, el Gobierno no se podía oponer pero, tras su cita con el secretario de Estado de El Vaticano, esta posición ha variado.

Calvo destacó que la colaboración de la Iglesia en este tema está siendo "absoluta e incuestionable" y ha incidido en que el Gobierno tiene que aplicar la Ley de Memoria Histórica, que impide que el dictador acaba en un lugar donde pueda ser enaltecido. Así se lo trasladó a Parolin quién, según ha explicado, "entendió que el Gobierno y la Iglesia" tienen "que intentar buscar una salida".

Calvo ha recalcado que la Catedral de la Almudena "no es de titularidad privada" sino "responsabilidad de la Iglesia" y que el Gobierno "tiene que garantizar que no se enaltece al dictador en ningún sitio del territorio nacional". "Estamos todos sometidos a las leyes", ha subrayado, remarcando que el Gobierno tendrá "instrumentos" para que se cumpla la ley.

EL VATICANO ASEGURA QUE EN "NINGÚN MOMENTO" SE PRONUNCIÓ SOBRE LA INHUMACIÓN DE FRANCO

El Vaticano aseguró, horas después que "en ningún momento se pronunció sobre el lugar de la inhumación" de Francisco Franco, una vez sea desenterrado del Valle de los Caídos, en la reunión que mantuvo este lunes la vicepresidenta del Gobierno, Carme Calvo, con el secretario de Estado de la Santa Sede, el cardenal Pietro Parolin, en el Vaticano. "A propósito de la reunión que mantuvieron ayer el Secretario de Estado de la Santa Sede y la Vicepresidenta del Gobierno de España quiero precisar lo siguiente: el cardenal Pietro Parolin no se opone a la exhumación de Francisco Franco, si así lo han decidido las autoridades competentes, pero en ningún momento se pronunció sobre el lugar de la inhumación", reza el comunicado remitido desde la Santa Sede.

Según la nota del Vaticano, "es cierto que la señora Carmen Calvo expresó su preocupación por la posible sepultura en la catedral de la Almudena y su deseo de explorar otras alternativas, también a través del diálogo con la familia. Al Cardenal Secretario de Estado le pareció oportuna esta solución".

EL ARZOBISPADO DE MADRID NIEGA CONTACTOS CON EL GOBIERNO PARA EVITAR LA INHUMACIÓN DE FRANCO EN LA ALMUDENA

El Arzobispado de Madrid, por su parte, asegura que no se ha producido ningún contacto con el Gobierno en la relación a la inhumación de Franco y la voluntad de la familia de enterrarlo en la cripta de la Catedral de La Almudena si sus restos son exhumados del Valle de los Caídos. Así lo han señalado este martes 30 de noviembre fuentes de estas diócesis a Europa Press, al tiempo que insisten en que la exhumación y el posterior entierro de los restos del dictador es una decisión que corresponde resolver al Gobierno y a la familia, no a la Iglesia.

Sin entrar en el contenido de las conversaciones que pudieron mantener este lunes la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, el Arzobispado insiste en que dará "cristiana sepultura" a los restos de Franco allí donde se decida enterrarlo.

Hasta ahora, el arzobispo de Madrid, el cardenal Carlos Osoro se ha limitado ha manifestar públicamente que la Iglesia no puede oponerse al entierro de los restos de Franco en la cripta de la Almudena, porque la Iglesia "acoge a todas las personas". "No tenemos inconveniente en acoger a nadie. La Iglesia ha sabido acoger siempre a todas las personas", subrayó en su momento.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Exhumación de Franco