Con Dos Fogones: Los ajos

Con Dos Fogones: Los ajos

Los ajos son un elemento esencial en buena parte de los platos de nuestra gastronomía. Hoy elaboramos dos versiones de un plato que siempre triunfa, el pollo al ajillo y más aún si lleva ajos finos de Chinchón todo un icono de nuestra cocina.

Son muchos los tipos de ajo que existen y que cumplen diferentes funciones dentro de la cocina.

PROPUESTA DE FABIÁN:

Pollo al ajillo en bolsa con calabacín a la cúrcuma y arroz basmati

Ingredientes:

  • 1kg de muslitos de pollo troceados
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de albahaca
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de perejil picado
  • 10 gr aceite de oliva
  • 20 gr. de agua
  • Sal y pimienta
  • 2 calabacines
  • 1 cucharada de harissa
  • 2 cucharadas de cúrcuma
  • Un puñado de cacahuetes crudos
  • Hierbas aromáticas variadas
  • Arroz basmati
  • Cardamomo y comino molido

Elaboración:

  1. Se mezclan las especias con el agua y el aceite
  2. Hay que untar esa salsa en los muslitos de pollo y meterlos en la bolsa
  3. Cerramos la bolsa y se mete en el horno durante 45 minutos a 180º
  4. Mientras se hornea, es el mejor momento para hacer "espaguetti" de calabacín
  5. Añade a los calabacines la harissa, la cúrcuma y la sal y mezclas bien. 
  6. A continuación saltea los calabacines a fuego fuerte durante dos minutos con los cacahuetes
  7. Por último, cuece un poco de arroz basmati con una pizca de cardamomo y mezclas con comino en polvo, albahaca y listo para servirse el plato.  

PROPUESTA DE MARIBEL:

Pollo al ajillo con patatas

Ingredientes:

  • 1 pollo troceado (1,5 kg.)
  • 8 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 300 ml. vino de Jerez.
  • Hierbas aromáticas: 1 ramita de romero fresco y tomillo (al gusto)
  • 75 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • 3 patatas

Elaboración:

  1. Trocea el pollo y salpimenta bien
  2. Se ponen los ajos en una cazuela ancha con un buen chorro de aceite. Caramelízalos para que den aroma al aceite y retíralos.
  3. Añadimos los trozos de pollo a la cazuela con el aceite aromatizado de los ajos, junto con la hojita de laurel, la rama de romero y el tomillo. El pollo debe quedar perfectamente cocinado y tierno por dentro y tostadito por fuera.
  4. Mientras se cocina, hay que pelar, cortar y freir las patatas. Cuando vemos que nuestra carne está casi lista retiramos el exceso de aceite, añadimos de nuevo los ajos que tenemos reservados y agregamos el vino.
  5. Hay que cocinar la carne hasta que el vino se haya reducido casi por completo.

Programas Completos

Más de Recetas de cocina