El testimonio de la madre del joven agredido en Parla tras conocer la detención de sus agresores

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un total de ocho jóvenes por varias agresiones que se produjeron el pasado mes de marzo en la localidad de Parla.

El pasado 20 de marzo, un joven de la localidad sufrió una agresión en una pizzería de la calle La Sal; otros dos menores fueron atacados en la calle Real y otro más recibió una paliza en el apeadero de tranvía Parla Centro.

El día 24 del mismo mes, en la calle Isabel II, otro joven sufrió una agresión con arma blanca por la que tuvo ser ingresado en el Hospital 12 de octubre.

Las investigaciones llevadas a cabo por los agentes han permitido identificar y detener a 8 jóvenes, cuatro de ellos menores de edad, como presuntos autores de las agresiones.

Una de las víctimas es Timo, el hijo de Valentina, de 17 años. Recibió una brutal paliza en plena calle Real de Parla. El joven se encontraba caminando solo después de despedirse de sus amigos, mientras hablaba con uno de ellos por teléfono. Le dejaron la cara completamente destrozada hasta el punto de necesitar operaciones de maxilofacial y de oftalmología.

Un equipo de Madrid Directo habla de nuevo con Valentina tras conocer las detenciones: “Estamos contentos pero mi hijo vuelve a estar ingresado en el hospital. Tras la operación y las diversas revisiones, se le volvió a infectar la herida”, explica. Añade que le dejaron la cara destroza y sin forma de reconstruir sus huesos.

“Me da rabia e impotencia. No entiendo el motivo que lleva a estos jóvenes a hacer esto”

Valentina sigue sin comprender cómo se pueden producir estos actos violentos: “Me da rabia e impotencia. No entiendo el motivo que lleva a estos jóvenes a hacer esto”. Cuenta que no se habían enterado de las detenciones hasta que un periodista le ha llamado.

Alguno de los detenidos forma parte de bandas latinas, como la de los “ñetas”, un fenómeno que parece resurgir en Madrid.

Según el Ministerio del Interior hay siete grandes bandas y 70 grupos subordinados, que suman unos 1200 jóvenes controlados por la Brigada de Información y que cada vez ingresan más jóvenes en las pandillas.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Sucesos