Una "dulce" forma de ayudar a comedores sociales y a niños con cáncer

  • La Galleta Solidaria prepara desde Torrelodones galletas para donar los ingresos a comedores sociales y fundaciones de niños con cáncer, como Caíco. Ahora buscan voluntarios, y no hace falta ser repostero.
Foto: MADRID DIRECTO |Vídeo: Telemadrid

Con mantequilla, huevos, harina, azúcar y, sobre todo, con mucho amor, los voluntarios de La Galleta Solidaria han fabricado más de 200 mil galletas en 12 años desde Torrelodones.

El proyecto solidario, que comenzó con 4 personas en 2012, ahora suma a 80 voluntarios que ceden su tiempo de manera diaria para beneficiar a 200 personas cada mes.

Entre los proyectos con los que colaboran; varios comedores sociales, una fundación de niños con cáncer o dos proyectos médicos en el continente africano.

Buscan patrocinadores que les donen materiales e ingredientes

Buscan voluntarios, empresas que les puedan donar ingredientes o clientes que les puedan hacer pedidos. En varias farmacias de España ya tienen localizado varios puntos de donación: “Nos ayudan cediendo una parte de su establecimiento”, comentan desde la asociación.

“De voluntaria a voluntaria nos pasamos la receta secreta de la galleta solidaria”.

Para ser voluntario no hace falta saber de repostería “solo tener ilusión y ganas de venir”.

Una de las fundadoras nos cuenta cómo surgió la idea: “Tuve una experiencia con un hijo mío en una planta de oncología con un pronóstico espantoso. Vimos que muchas familias que tenían a sus hijos enfermos no tenían recursos, así que empezamos a hacer galletas en casa hasta que se nos quemó un horno. Fue cuando creamos la asociación. Y con este dinero compramos comida para comedores sociales o lo donamos directamente a la fundación Caíco.

Recomendamos

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de ONG