La restricción de aforo en la Feria del Libro no está afectando a las ventas, ni a la programación cultural

"Había que hacerlo y aquí estamos". Así resume el director de la Feria del Libro Manuel Gil el reencuentro de la Feria con el pueblo de Madrid en su tradicional ubicación del paseo de Coches de El Retiro.

Tras un año de certamen virtual la Feria del Libro ha vuelto con presencia física, aunque con aforo limitado, mascarillas y la requerida distancia social.

"El control de aforos no afecta al tema de las ventas ni a la programación cultural que lleva consigo la Feria", asegura su director que, calcula que quizás al final el número de visitantes a la Feria no va a quedar muy resentido. Y es que, reconoce, "los madrileños y los visitantes de toda la vida han vuelto con ganas".

Haciendo honor al dicho colombiano, país invitado en esta edición de la Feria del Libro, su director, Manuel Gil, asegura que "el que viene, la goza".

Programas Completos

Más de Feria del Libro