Carlos Abella: "No podríamos sobrevivir a otro verano sin turismo"

  • El secretario general de la Mesa del Turismo reclama medidas comunes en Europa ante el movimiento de viajeros

El Tribunal Supremo ha avalado el cierre perimetral de Madrid para la Semana Santa, uno de los periodos vacacionales preferidos por los madrileños para viajar. El sector turístico pierde otra nueva oportunidad de remontar la crisis del coronavirus, pero apoya una medida que consideran necesaria para llegar al verano con garantías de una recuperación real.

El Supremo mantiene el cierre perimetral de la Comunidad de Madrid durante Semana Santa
El Supremo mantiene el cierre perimetral de la Comunidad de Madrid durante Semana Santa
El Supremo mantiene el cierre perimetral de la Comunidad de Madrid durante Semana Santa

El Supremo mantiene el cierre perimetral de la Comunidad de Madrid durante Semana Santa

"Si hay que tomar medidas restrictivas para evitar que se produzca una cuarta ola, por nosotros estupendo, porque necesitamos un verano que nos permita sobrevivir", asegura en Madrid Directo Carlos Abella, secretario general de la Mesa de Turismo.

"Vemos lógico que se tomen medidas que conjuguen la salud con la economía, pero lo que no podemos poner en riesgo bajo ningún concepto es el verano", insiste Abella. "No podríamos sobrevivir a otro verano sin turismo porque se destruiría gran parte del tejido productivo y de los empleos, que posteriormente sería muy difícil de recuperar".

“Necesitamos que en junio esté vacunado el 50% de la población”

Pero, además de las medidas restrictivas necesitamos que se acelere el proceso de vacunación, dice Abella, como garantía de un proceso de normalización del sector: “Necesitamos que en junio esté vacunado el 50% de la población”, explica.

El sector turístico, insiste Abella, precisa también certezas sobre ese proceso: “Necesitamos que el Gobierno, además de acelerar las vacunaciones, informe sobre el número de dosis que vamos a tener disponibles, cuándo las vamos a tener y cómo se van a administrar”.

La paradoja del turista europeo

La Unión Europa pide “coherencia” a España sobre las restricciones a los viajes dentro y fuera del país, equiparando los riesgos que representan la movilidad exterior e interior para la transmisión de la covid.

“Es una petición del sentido común porque hay una evidencia”, señala Abella, “las decisiones que se toman políticamente deben fundamentarse en criterios sanitarios para evitar al máximo el riego de contagio”.

"El virus no conoce fronteras y son completamente absurdo estas medidas contradictorias"

Sin embargo, “lo que no tiene sentido es que puedan venir ciudadanos alemanes a Mallorca y un ciudadano español no pueda hacerlo, o pueda hacerlo previo paso por Alemania”, continúa diciendo

“El virus no conoce fronteras y por eso son completamente absurdas estas medidas contradictorias”, opina Abella que reclama un criterio común sobre las restricciones de movilidad en toda la Unión Europea.

“No tiene sentido planificar un viaje sin saber lo que vas a poder hacer”

Esta falta de criterio común incide directamente en el sector turístico, en opinión de Abella: “Llega un momento en que nadie sabe lo que se puede hacer y lo que no, es un desconcierto total".

La falta de certezas sobre el futuro de la movilidad y de las medidas restrictivas, hace que las reservas de hoteles y de paquetes vacacionales se resientan: “No tiene sentido planificar un viaje sin saber lo que vas a poder hacer”, concluye Abella.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Coronavirus COVID-19