Exigían a los clientes un test negativo de la covid y se quedaron sin reservas

Un restaurante de Madrid pedía a sus clientes que al hacer la reserva, acreditasen tener un test negativo de COVID-19, una medida que ha causado revuelo en las redes sociales y la negativa por parte de la gran mayoría de los clientes.

“Las reservas cayeron un 97%”

En caso de no disponer de la prueba, los comensales podían hacerse el test en la puerta por 55 euros.

La propuesta solo ha durado 12 horas porque las reservas cayeron un 97%: “Teníamos más de mil reservas y se quedaron en cincuenta”, aclara uno encargado del local.

Iniciativas así ya funcionan en otros países como Alemania o Corea del Sur: “En otros lugares del mundo ha funcionado bien y por eso nos pareció buena idea aplicarlo en nuestro restaurante”, explica a Está Pasando.

Mejores Momentos

Programas Completos