Vídeo: Telemadrid | Foto: Telemadrid

Miles de jóvenes han vuelto a casa de sus padres por la pandemia

Casi un cuarto de millón de jóvenes en toda España se han visto obligados a volver a casa de sus padres ante la dureza de la crisis económica asociada a la pandemia, que está perjudicando especialmente a quienes se encuentran en los primeros años de vida laboral y que ha provocado que muchos jóvenes no puedan independizarse.

El último estudio publicado por el Instituto Nacional de Estadística nos deja un dato preocupante: un total de 228.600 personas de 16 a 35 años volvieron a vivir con sus progenitores a lo largo del año pasado.

Si destinas un 30% de tu sueldo a la vivienda, en Madrid vivirás en 25 metros cuadrados
Si destinas un 30% de tu sueldo a la vivienda, en Madrid vivirás en 25 metros cuadrados
Si destinas un 30% de tu sueldo a la vivienda, en Madrid vivirás en 25 metros cuadrados

Si destinas un 30% de tu sueldo a la vivienda, en Madrid vivirás en 25 metros cuadrados

El principal problema es el empleo: 4 de cada 10 no tiene trabajo. Y entre el resto, muchos tienen sueldos que no les permiten vivir por su cuenta.

Javier es uno esos jóvenes que han tenido que volver a casa de sus padres porque el coronavirus le ha dejado sin trabajo y sin dinero. Tiene 26 años, vivía en Sevilla y la pandemia hizo que, por falta de trabajo, volviera a Madrid con su familia.

“Es duro volver a casa de tus padres”

Asegura que después de estar siete años viviendo solo, volver a casa de sus padres “ha sido duro”. Ahora lleva un año en la vivienda familiar. Nunca le ha faltado trabajo en su sector después de haber estudiado un doble grado en marketing, pero con el coronavirus todo ha cambiado. Ahora ha decidido estudiar podología, un sector donde si ve salidas.

“Es duro aceptar la realidad de que vuelves a depender de tus padres y pedirles dinero para salir”, explica Javi en Está Pasando. Siente que ha sido un golpe duro para su propia autoestima por no haber conseguido su objetivo.

Vídeo: Telemadrid | Foto: Archivo

A sus padres no les ha importado tenerle de nuevo en casa, aunque Javier explica que antes de volver agotó todas las vías posibles. Marta, su madre, señala que lo más complicado es que Javier se haya tenido que adaptar de nuevo a sus horarios y sus normas, después de siete años de libertad.

Mejores Momentos

Programas Completos