Alquilar una terraza privada: el negocio de la desescalada

Después del confinamiento muchos han decidido hacer negocio de cosas peculiares. Algunas personas han querido reunirse con sus amigos y no sabían dónde hacerlo: ¿La solución? Alquilar la terraza de una vivienda privada.

"Cada invitado paga una media de 20 euros"

En Está Pasando hemos estado en una de estas terrazas alquiladas que dispone de piscina privada, de barbacoa y de dos mesas para que puedan comer hasta 15 personas. El precio de este servicio es de 350 euros por aproximadamente 6 horas.

“Desde la fase 1 no he parado de recibir clientes”, explica el dueño de esta terraza situada en Arturo Soria. La gente busca un sitio tranquilo en el que disfrutar con los amigos y sin aglomeraciones: “Cada vez que se marcha un grupo hago una buena desinfección de toda las instalaciones” añade.

Ahora con la nueva normalidad la supervivencia de este tipo de negocios está en el aire.

Mejores Momentos

Programas Completos