El dueño de una perra envenenada en Ciudad Lineal alerta a los vecinos del peligro en los parques

Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

Tenía dos años y murió en sus brazos. Se trata de la perra de Óscar, un ejemplar mestizo, mezcla de bull terrier, a la que sacó a pasear a la Plaza de la Orotava, en Ciudad Lineal, una plaza ajardinada cercana a su casa.

La perra estaba suelta y en un momento determinado se fue al jardín, pero Óscar no vio lo que hacía aunque señala que "mi perra solía comerse el césped". Al llegar a casa y mientras estaba cenando se dio cuenta que su perra estaba muy apagada y empezó a ver cómo le faltaba aire y se estaba ahogando.

"Sé que la envenenaron"

"Se empezó a asfixiar -relata Óscar a Telemadrid- se tiró al suelo, sacó espuma por la boca y se quedó muerta en menos de segundos, yo no entendía nada. Yo no sé qué comió, pero sí que la envenenaron".

Óscar confiesa que "yo ahora estoy mal, no he dormido, miro el sofá y no está conmigo..." Pero quiere denunciar este hecho para poner en alerta a los vecinos que tienen perros porque no es la primera vez que ocurre en esta zona.

Gente que envenena a los perros

Han habido denuncias de gente con muy poco corazón que se dedica a envenenar a los perros y a poner comida con alfileres para matarlos, para que no acudan a los parques. Oscar señala que en el barrio ha muerto algún perro más por asfixia en las mismas circunstancias que su perra

Cuando falleció, llamaron al 010 y se la llevaron para incinerarla. Óscar señala que, tras llamar a la Policía, los servicios de limpieza del Ayuntamiento fueron el domingo a limpiar con agua el césped por si hubiera algo y que salió una especie de polvillo amarillo verdoso.

Este polvillo todavía se puede ver en el césped y las aceras, como ha comprobado Telemadrid, y podría ser azufre, que solía echarse para que los perros no orinen, pero cuyo uso está prohibido. Óscar cree que posiblemente este "polvillo" fue lo que envenenó a su perra.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Animales