10 refugiados se quedan sin trabajo tras los despidos en el albergue Mejía Lequerica

  • Espacio de análisis y opinión sobre la actualidad madrileña en Onda Madrid

En 'El intercambiador' de Buenos Días, Madrid en Onda Madrid, María Cano de Madridiario analiza los despidos que se han producido en el albergue Mejía Lequerica, el pasado 4 de enero y que han afectado a 10 de los 18 trabajadores que hacían tareas de conserjería y limpieza. "El problema ha surgido porque el Ayuntamiento decidió sacar esos puestos de trabajo a concurso público. Eran puestos ocupados por personas en situación de asilo gracias a un convenio entre CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) y el Ayuntamiento de Madrid y aunque la propia CEAR y Comisiones Obreras han luchado porque se mantuviesen en sus puestos, no ha sido posible, porque los nuevos pliegos exigen personal de seguridad para los puestos de conserjería y los puestos de limpieza se han adjudicado a una empresa de inserción”. Este último punto, añade María Cano, también “ha provocado el enfado de Comisiones porque las empresas de inserción están fuera de los convenios sectoriales y los salarios son menores. El Ayuntamiento se defiende argumentando que era necesario dar calidad y transparencia al proceso”.

Por su parte, Julio de la Fuente, de la agencia Europa Press habla de la denuncia de un grupo de profesores de la Cañada Real ante la situación que viven sus alumnos. "Han traslado esta denuncia a la Consejería de Educación tras constatar un aumento del absentismo porque los alumnos sufren vergüenza al no poder asearse correctamente o no poder completar sus deberes al carecer de luz. Aseguran que no se respeta el interés mayor del menor respecto a otros asuntos”. En este sentido, añade que “podría haber una solución pronto, ya que tras la reunión entre el Delegado del Gobierno y el alcalde de Rivas Vaciamadrid, ambos coinciden en que no es un tema policial sino social y parece que van a explorar otras vías de solución. En las próximas semanas podría haber un plan de choque apoyado por el Ministerio de Derechos Sociales”.

Foto: Telemadrid.es |Vídeo: Telemadrid

María Cano analiza también los avances de la vacuna española de ADN contra la COVID 19. “Esta vacuna abre la puerta al tratamiento de otras enfermedades con base genética, algo pionera. Trabajan mano a mano, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la empresa Biofabri que no solo buscan una importante innovación científica, sino que también abre la puerta a ganar la guerra contra la COVID en los países pobres”. Considera Cano que “no se acabará la pandemia si en los países pobres no se puede vacunar algo que hoy parece muy complicado no solo por el precio de las vacunas sino también por las exigencias logísticas de las mismas. La vacuna de ADN en la que trabajan es más estable y económica y que no necesita agua por lo que podría inocularse mediante un parche. Además es fácilmente clonable por lo que cualquier país podría producirla”.

Foto: REDACCIÓN |Vídeo: Telemadrid

Por último, Julio de la Fuente se refiere al programa de la Fundación Madrina para realojar a familias desfavorecidas de ciudades madrileños en pequeños municipios. "De este modo pasarán de vivir en pisos pequeños en los que malviven por casas grandes del mundo rural. Ya se ha ayudado a 300 familias, hay otras 500 en lista de espera, y han permitido repoblar pueblos no solo en Madrid sino en otras muchas provincias. El municipio, por su parte, proporciona un alojamiento a la familia y trabajo en campos como cocina, cuidado de mayores, agricultura o ganadería y limpieza”.

De la Fuente destaca que "de esta forma, se mantiene el estilo de vida rural y muchas escuelas han podido reabrir sus puertas al recuperar población infantil. Además, esta dinámica, la de regresar al pueblo desde la ciudad, comienza a cuantificarse, se estima que 5.200 madrileños han dejado la capital en el último año para instalarse en pequeños pueblos y, de hecho, 69 de los 78 municipios más pequeños han aumentado su población”.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de El intercambiador