Estrenos de cine... contados de otra manera: de familias y abuelas

Crítica de tráilers es una sección de Onda Madrid, en el programa “Buenos Días, Madrid” que cada semana nos acerca lo que nos podremos encontrar en la gran pantalla analizando sus tráilers... porque nosotros no somos de preestrenos ni de premiers, sino unos consumidores de cine de 'a pie'. Con la firma de Carmen Martín Tejeda.

Semana del 8 al 14 de marzo de 2021

Minari. Historia de mi familia

Una familia coreana en Estados Unidos se marcha a vivir a una granja de Arkansas y eso, quieras o no, te cambia la vida. Lo de mudarse a la granja es más que nada por perseguir el ‘sueño americano’, ese que a veces produce insomnio. Lo mejor del tráiler es la abuela que, en lugar de cocinar bollitos y tejer jerseis para los nietos, suelta tacos y usa calzoncillos.

Está basada en la infancia del director Lee Isaac Chung y ambientada en los años 80 pero afortunadamente nadie lleva hombreras, por lo menos en el tráiler. Ha triunfado en el Festival de Sundace y es la favorita para los Óscars, que últimamente tienen querencia por las películas asiáticas: aunque en Minari la producción estadounidense, el director y el reparto son de origen asiático.

Relic

Una abuela llamada Edna, que es un nombre muy de abuela estadounidense, desaparece y luego aparece y no dice dónde ha estado pero todos sospechan que no ha sido en el bingo con las amigas. Su hija y su nieta van a vivir con ella a la vieja mansión familiar por eso de cuidarla y lo primero que observan es que la señora está muy rara. Hay dos explicaciones: o bien está empezando una enfermedad neurodegenerativa o bien un espíritu maligno ha tomado posesión de ella. Es una película de terror y con eso ya está dicho todo.

Esta abuela da mucho miedo, nada que ver con la abuela de “Minari” que es una señora muy maja.

El día del Sí

Una película de ciencia ficción, que a ver si no cómo explicas que unos padres se dejen convencer por sus hijos preadolescentes para durante todo un día decir que sí a todo lo que les propongan, por disparatado que sea, y cumplir todos sus deseos. Esto sólo se entiende si los padres son millennials (y el guionista también) y casi ni por esas. Pero así es la película. Muy ‘moñas’. Y todo porque están agobiados porque les dicen muchas veces a sus hijos lo de “eso no se hace”, “de eso ni hablar”, “no, de ninguna manera”, “no ni ná”... y otras negaciones por el estilo

Una ocasión perdida para haber resucitado otras magníficas aportaciones de progenitores al diccionario tales comoa que voy yo y lo encuentro” o “eso pregúntaselo a tu madre”.

Mejores Momentos

Programas Completos