Los acusados del crimen de la Guardia Urbana se culpan mutuamente

Los acusados del crimen de la Guardia Urbana se culpan mutuamente

Rosa Peral, la principal acusada del crimen de la Guardia Urbana, dice que ella no mató a su marido, Pedro Rodríguez, sino que fue su amante, Albert López. Unas imágenes de Estrella Digital muestran cómo Rosa cuenta lo que le dijo a López después del asesinato.

El amante contradice su versión y la culpa a ella, pero reconoce que al principio mintió porque pensó que nadie le iba a creer. Asegura que él solo la ayudó a limpiar y la acompañó al pantano.

Los tertulianos de ‘Tras la pista’ no se creen el relato de ninguno de los dos acusados.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Sucesos