Arrojan bolsas de basura en Barcelona ante Delegación del Gobierno

Arrojan bolsas de basura en Barcelona ante Delegación del Gobierno

Centenares de personas, unas 2.700 según la Guardia Urbana, han secundado la convocatoria de ‘Pícnic per la República’ y han arrojado bolsas de basura, en su mayoría rellenas de papel, en el perímetro de seguridad de la sede en Barcelona de Delegación del Gobierno, para simular que este edificio es un "vertedero".

Con un perímetro de seguridad que blinda la manzana del Eixample en la que se encuentra la Delegación del Gobierno, los independentistas, siguiendo las indicaciones recibidas desde las redes sociales por parte de ‘Pícnic per la República’, se han concentrado a la altura del cruce entre las calles Mallorca y Bruc, buscando la presencia de un cordón policial.

A su llegada, los independentistas se acercan a las vallas que cubren el perímetro de seguridad que impide acercarse frente a la Delegación del Gobierno y arrojan bolsas de basura, muchas de ellas rellenas de papel.

‘Pícnic per la República’ ha hecho un llamamiento en las redes sociales para que esta protesta se lleve a cabo sin violencia para demostrar que el pueblo catalán es pacífico.

Cortan dos de las grandes arterias de Barcelona

Alrededor de las 19:30 horas, los concentrados han encendido al mismo tiempo la luz de sus móviles y poco después los organizadores han dado por desconvocado el acto a través de las redes sociales, si bien muchos de los participantes permanecen en el lugar y han cortado la calle Mallorca, sin que se haya registrado ningún incidente.

Por otra parte, algunos grupos de personas han cortado dos de las grandes arterias de Barcelona como son la Diagonal, en diferentes puntos, y la Meridiana, a la altura de Fabra i Puig.