Mueren tres jóvenes de entre 17 y 18 años en un accidente en la AP-9 en Vigo

Mueren tres jóvenes de entre 17 y 18 años en un accidente en la AP-9 en Vigo

Tres jóvenes de entre 17 y 18 años han fallecido tras sufrir un accidente de tráfico en la autopista AP-9, a su paso por Vigo. Todos ellos eran compañeros de instituto en la localidad de Redondela, al igual que otras dos personas que viajaban en el vehículo que han resultado heridas de gravedad.

Los fallecidos, dos chicas y un chico, viajaban en la parte trasera del Peugeot 207 que sufrió el accidente. El vehículo quedó destrozado tras salirse de la vía, chocar contra el guardarraíl, luego contra una columna y acabar atrapado en la mediana.

Los dos jóvenes supervivientes, ambos varones, evolucionan favorablemente dentro de la gravedad. Permanecen ingresados bajo cuidados médicos, pero en principio no se teme por sus vidas.

La investigación apunta a exceso de velocidad

Por su parte, la investigación de la Guardia Civil apunta, a priori, a un exceso de velocidad como posible causa. Por tanto, el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, ha pedido actuar "con toda la cautela" porque aún no es definitiva ninguna conclusión y la investigación sigue abierta.

Negativo en alcoholemia y drogas

De igual manera, Losada ha confirmado que el conductor del vehículo siniestrado, que sobrevivió al accidente igual que el joven que viajaba en el asiento delantero, dio negativo en las pruebas de alcoholemia y de detección de drogas.

La investigación ha ratificado que cuatro de los jóvenes llevaban puesto el cinturón de seguridad y que existen "dudas" en torno a una chica.

Losada también ha querido trasladar su "solidaridad" a las familias de las víctimas, lo mismo que han hecho desde otras instituciones como la Diputación de Pontevedra tras el accidente que se produjo sobre las 21.25 horas de este miércoles.

Dos días de luto en Redondela

El Ayuntamiento de la localidad pontevedresa de Redondela ha decretado dos días de luto y la suspensión de todos los actos oficiales tras lo sucedido.

La Junta de Portavoces del ayuntamiento ha adoptado esta decisión que también incluye poner a media asta las banderas que ondean de la fachada del edificio de la Casa Consistorial, según han informado fuentes municipales.