Juzgan al alcalde de Aldea del Fresno por presunta prevaricación urbanística

Juzgan al alcalde de Aldea del Fresno por presunta prevaricación urbanística

El alcalde 'popular' de Aldea del Fresno, Guillermo Celeiro, ha reprochado este lunes al fiscal que le acusa a él y a otras cinco personas de prevaricación urbanística, entre ellas miembros de todos los grupos municipales, que busque "culpables" ante una infracción urbanística que tuvo su origen hace 40 años al edificarse en una zona de especial protección destinada a un camping.

En la actualidad, cerca de 1.200 personas habitan en esta lugar. Levantaron sus casas en parcelas en las que sólo estaba autorizado tener una tienda de campaña o una caravana. El fiscal sostiene que el Ayuntamiento de anteriores legislaturas y el actual han hecho la 'vista gorda'.

Celeiro, el exalcalde José Luis Tello Leza, los concejales del Consistorio Eduardo Recio Gómez y María Ruth García López, así como el arquitecto municipal José Ignacio Sampedro Martín se sientan desde hoy en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Madrid. Se pide penas de entre tres y seis años de cárcel.

En la fase de cuestiones previas, los letrados defensores han alegado que el delito está prescrito y que los hechos ya fueron juzgados por un juez de Navalcarneo, archivando el caso. Además, han esgrimido vulneración del principio acusatorio y del principio de un juez predeterminado por la Ley. El fiscal se ha opuesto a estas alegaciones.

El abogado del alcalde ha aportado varios documentos, entre ellos un informe del exjefe fiscal de Medio Ambiente Emilio Valero en el que se concluía que no había infracción urbanística.

"Cuando empezó todo esto yo tenía 12 años"

En los pasillos, el alcalde de este municipio del sureste ha reprochado al fiscal que les siente en el banquillo porque "alguien tiene que pagar el pato", insistiendo en que durante su mandato se han resuelto expedientes sancionadores en relación con las construcciones ilegales. Con ello, afirma que nunca se ha hecho "la vista gorda".

"Cuando empezó todo esto yo tenía 12 años. Entré en la Alcaldía en junio de 2011, y un mes después ya me metieron en todo esto. Las diligencias estaban ya abiertas", ha afirmado el regidor, quien ha detallado que el denunciante, un exconcejal, dio hasta "33 licencias ilegales". "Cuando prescribió, denunció el caso", ha criticado.

Asimismo, ha recalcado que ni él ni el anterior alcalde dieron ninguna licencia urbanística para este terrero, siguiendo siempre la legalidad en la resolución de los expedientes.

También ha manifestado que ha intentado legalizar la zona. En este punto, ha explicado que ha acudido varias veces a la Comunidad de Madrid para solicitar una modificación del planeamiento para no dejar en la calle a los habitantes de la zona.

La Fiscalía considera que la "tolerancia" en la ejecución de las construcciones supuso el "incumplimiento"

El escrito de acusación recuerda que desde 1989 el espacio conocido como 'Encinares del río Alberche y rio Cofio' fue designado como Zona de Especial Protección para las Aves Silvestres y que desde 1997 el ayuntamiento de Aldea del Fresno clasificó como zona de suelo no urbanizable las parcelas sonde se ubicó el camping Caravan Garden.

Sin embargo, desde comienzos de la década de los noventa los propietarios y arrendatarios de las plazas de parking comenzaron a realizar diversas construcciones ilegales (muros de cerramiento, piscinas o edificaciones de diversa envergadura) sin que los responsables municipales realizaran actuación alguna "tendente a garantizar el cumplimiento de la legalidad urbanística". "Como consecuencia de esta omisión de sus obligaciones legales -añade la Fiscalía- el referido camping que cuenta con más de cuatrocientas plazas, ha sido objeto de una parcelación ilegal y se encuentra, en su gran mayoría, totalmente construido, causando con ello un daño de grandes proporciones en el espacio natural en que se ubica".

La Fiscalía subraya que desde 2003 los responsables municipales emplearon diversas técnicas para eludir el cumplimiento de sus obligaciones y permitir la sistemática realización de construcciones ilegales en el camping.

Entre los años 2003 y 2005, con el entonces alcalde José Luis Tello Leza se tramitaron ilegalmente doce expedientes urbanísticos, otros diez entre los años 2007 y 2009, época en la que Eduardo Recio Gómez fue concejal delegado de Urbanismo y dos más en 2010 cuando este último fue sustituido en el cargo por María Ruth García López. A partir de 2011, ya con Guillermo Celeiro como alcalde de Aldea del Fresno se tramitaron de forma ilegal otros diez expedientes urbanísticos.

Para la Fiscalía la "tolerancia" en la ejecución de las construcciones supuso el "incumplimiento" o la "omisión" de las obligaciones que les correspondían a las personas acusadas como la tramitación de expedientes, la inspección urbanística para prever las construcciones ilegales, acordar la suspensión cautelar de la obra en su caso o incluso la presentación de la correspondiente denuncia.

Sin embargo, "las construcciones realizadas en las diversas plazas de camping en el camping Caravan Garden han supuesto la total urbanización del mismo, causando un en el espacio natural protegido en que se ubican".

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Justicia