Escolares madrileños y una clase sobre terrorismo que no olvidarán nunca

Escolares madrileños y una clase sobre terrorismo que no olvidarán nunca

Madrid es la ciudad española que más veces ha sufrido atentados terroristas. Es la parte más dolorosa de nuestra historia que se debe estudiar y conocer en las aulas. Por eso la Comunidad de Madrid estrena unidades didácticas para concienciar a los alumnos de Primaria y Secundaria.

Así, las víctimas del terrorismo han empezado a dar charlas en los colegios. Este viernes Ángeles Pedraza, que perdió a su hija el 11-M, ha sido la protagonista. Su testimonio ha conmovido a los alumnos madrileños. Tras su testimonio, emocionados, se abrazaban con Pedraza. Una clase que no olvidarán nunca.Estas actividades tienen como objetivo "erradicar cualquier tipo de violencia entre los alumnos, reforzando los valores de respeto y tolerancia para mejorar la convivencia en las aulas, e incluye sesiones en las que se aborda explícitamente el rechazo al terrorismo". Los centros podrán elegir qué unidades didácticas introducir o, directamente, si quieren incorporar una asignatura sobre la materia.

El presidente regional, Angel Garrido, ha asistido este viernes a la sesión de Ángeles Pedraza, que se ha celebrado en el colegio público Cardenal Herrera Oria, en Madrid, y en la que ha participado un grupo de alumnos de 6º de Primaria de entre 11 y 12 años. Ha estado acompañado por el consejero de Educación e Investigación, Rafael van Grieken.

Durante el encuentro a un grupo de niños sentados en círculo se les han planteado una serie de frases extraídas de testimonios de víctimas para que las identificasen con las emociones que trasmitían.

Posteriormente, se ha proyectado un vídeo de una de las víctimas del terrorismo para buscar la empatía de los alumnos. El testimonio era de Laura López, víctima de dos atentados, uno en Zaragoza y otro en el Corte Inglés de Valencia de diciembre 1995.

En su intervención, el presidente regional ha puesto en valor una de las frases de la actividad 'Se perdió a alguien que era el mundo entero'. "Todos valemos el mundo entero para nuestros familiares, cada vez que se asesina a una persona se ha acabado con el mundo de las personas que la querían y que esperaban que volviese a casa y no pasó", ha explicado. Garrido ha hecho hincapié en que hay actos terroristas que han sucedido hasta hace muy poco y no por personas de "hace tres siglos, ni mil años". Así, ha contado a los alumnos que ha sido ejercido por personas normales y por ello ha recordado las palabras de Malala Yousafzai, Premio Nobel de la Paz, que recogían que "la mejor manera de luchar contra el terrorismo es enseñar y educar a las generaciones futuras".

EN PRIMERA PERSONA

Pedraza, por su parte, ha remarcado que un día la sociedad dijo "basta ya, no pueden matar a inocentes". "En España empezó el terrorismo hace 60 años, mataban solo a políticos que les molestaban y a guardias civiles y policías que también molestaban a los malos. No pueden matar a inocentes porque aquí no hay guerras, no hay conflictos, sino una banda de terroristas malos y unos inocentes que les matan", ha dicho.

Mejores Momentos

Programas Completos